Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los procesadores Intel Xeon llegan a las nuevas estaciones de trabajo

  • IT User

Intel Xeon W

Según el fabricante, los equipos que integren estos procesadores permitirán a los profesionales que los utilicen incrementar su productividad y obtener mejores resultados con los datos de forma más rápida.

Ya sea para sacar partido a los diseños fotorrealistas, o para procesar contenidos de inteligencia artificial, analíticas y realidad virtual, lo cierto es que las estaciones de trabajo cada vez requieren una mayor potencia de cálculo para ajustarse a las necesidades crecientes de los profesionales. En este sentido, la compañía Intel ha anunciado la disponibilidad de sus procesadores escalables Intel Xeon en los nuevos equipos de última generación. Estos chips, que se presentaron el pasado mes de julio, proporcionan un rendimiento innovador de dos zócalos, ofreciendo hasta 56 núcleos, 112 hilos y una frecuencia de hasta 4,2 GHz con la tecnología Intel Turbo Boost.

Quizá te interese...

El entorno de la pyme en 2017

Cómo ser flexible y apto para la transformación digital

Cómo lograr el éxito en la gestión del rendimiento empresarial y la Inteligencia de negocio

Impacto económico del desarrollo de aplicaciones de negocio con ServiceNow

Rendimiento digital: la importancia para el retailer

Informe e-Pyme 2016

 

Dentro de esta familia, destaca el modelo Intel Xeon W de zócalo único, que proporciona un rendimiento convencional optimizado para ajustarse a las necesidades de las estaciones de trabajo profesionales tradicionales. Cuenta con hasta 18 núcleos y 36 hilos, así como con 4,5 GHz de frecuencia con la tecnología Intel Turbo Boost.

Precisamente, uno de los trabajos más habituales con estos chips es el procesamiento de contenidos 3D y de realidad virtual. En este sentido, la renderización de contenidos inmersivos es un proceso que precisa una gran cantidad de tiempo y exige el uso de las estaciones de trabajo de mayor rendimiento. Por este motivo, según Intel, ya hay fabricantes que están incorporando estos chips a sus sistemas. “Los procesadores escalables Intel Xeon representan el punto máximo de lo que es posible en realidad virtual en la actualidad, y eso me da grandes esperanzas sobre lo que va a ocurrir en el futuro en los medios inmersivos de realidad virtual”, explica Marcie Jastrow, vicepresidenta primera de Immersive Media y directora del Technicolor Experience Center.

Pero éste no es el único campo donde es necesaria una gran potencia de procesamiento. Muchas organizaciones obtienen el máximo provecho de las estaciones de trabajo para acelerar la creación y la innovación, con tareas que van desde un menor tiempo para la comercialización de soluciones y productos gracias al uso de herramientas de diseño, pasando por la creación de contenidos en Ultra HD, o impulsando las mejoras en los cuidados médicos y las analíticas de inteligencia artificial.

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos