Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Una app para ayudar a descubrir el Real Jardín Botánico de Madrid

  • Movilidad

Jardín Botánico de Madrid

Denominada RJB Museo Vivo, la app cuenta con tecnología de HPE Aruba y ha sido desarrollada por la compañía Mobile 72. Con ella, los visitantes al Real Jardín Botánico podrán personalizar su visita.

Mejorar la experiencia de los visitantes al Real Jardín Botánico. Éste es el principal objetivo de la aplicación RJB Museo Vivo, que cuenta con la tecnología de HPE Aruba y que permitirá a los más de 400.000 personas que visitan el museo (el quinto más visitado en Madrid tras el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía, el Museo Thyssen y el Arqueológico Nacional) anualmente.

Durante su presentación, Jesús Muñoz, director del Real Jardín Botánico, afirmó que esta aplicación facilita la visita al Jardín, que en ocasiones “no es sencilla”. Gracias a ésta “cada visitante puede diseñar la visita a su medida”.

Quizá te interese...

Barómetro del emprendimiento de éxito en España

Aumenta la colaboración en DevOps y mejora el rendimiento

Informe sobre la responsabilidad ante el fraude electrónico

La transformación de Big Data: por qué el cambio es bueno para tu negocio

Con la aplicación “queremos que las personas puedan disfrutar al máximo del Jardín”. Una de las grandes ventajas de la misma es que está adaptada a “personas ciegas”, que podrán disfrutar de la visita gracias al sonido, y a “personas con movilidad reducida”.

Una persona que planee visitar el Botánico “se puede descargar la app antes de llegar para personalizar la visita, adaptándola al tiempo que dispone, a sus intereses o gustos y a su perfil. Puede realizar recorridos de una, dos o tres horas y optar por una de las rutas disponibles”. Por el momento, la app está disponible en castellano, inglés y alemán (se está trabajando en adaptarla a otros idiomas como el árabe o el japonés) y dispone de cuatro rutas.

Pero las ventajas no serán percibidas únicamente por los visitantes, sino que “nos permitirá extraer información sobre los visitantes y la manera en que estos realizan sus visitas al Jardín que de otra forma nos sería muy difícil de extraer”.

“El Jardín Botánico dispone de una valiosísima información para conocer a sus visitantes y planificar sus actividades en función de su perfil”, afirma Álvaro García-Hoz, responsable de Mobile 72, empresa que ha desarrollado la aplicación y que se encarga de su mantenimiento. “La información generada incluye los flujos de personas, el grado de interés por los espacios del Jardín o las zonas más visitadas y el tiempo empleado en verlas. Una información que ayuda a mejorar la eficiencia de las operaciones, facilitando la gestión de accesos”.

Cómo funciona

Pedro Martínez Bustos, directivo de HPE Aruba, ha explicado que su compañía “proporciona al Jardín Botánico la tecnología necesaria para prestar este servicio”. Así, se han desplegado 250 Aruba Beacons (balizas de geolocalización), las cuales “emiten señales de radio a intervalos regulares y de gran alcance a través de Bluetooth de bajo consumo”. Estas balizas “pueden ser escuchadas e interpretadas por dispositivos iOS O Android que tengan descargada la aplicación del Jardín Botánico”.

Los 250 beacons cuentan con carcasas especiales para exteriores que les permiten “funcionar en condiciones climatológicas adversas”.

El Jardín Botánico optó por instalar estas balizas, “debido a que es un Jardín con más de 6.000 especies vegetales que impedían la utilización de tecnología WiFi”.