Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El mercado de máscara de metal fino AMOLED llegará a los 1.200 millones de dólares en 2022

  • Movilidad

LG smartphones CES 2017

En el proceso de fabricación de AMOLED, la máscara de metal fino es un componente de producción que se utiliza para modelar subpíxeles individuales de color rojo, verde y azul.

A medida que las pantallas de diodos electroluminiscentes de matriz activa (AMOLED) desplazan rápidamente a las de cristal líquido (LCD) en los teléfonos inteligentes, los fabricantes de paneles añaden rápidamente nuevas capacidades de producción, acelerando la demanda de la máscara de metal fino para fabricar AMOLED rojo-verde-azul (RGB). Precisamente, la compañía de investigación de mercados prevé que este sector crezca a una tasa anual compuesta del 38%, pasando de 234 millones de dólares en 2017 a 1.200 millones de dólares en 2022.

Quizá te interese...

El entorno de la pyme en 2017

Cómo ser flexible y apto para la transformación digital

Cómo lograr el éxito en la gestión del rendimiento empresarial y la Inteligencia de negocio

Impacto económico del desarrollo de aplicaciones de negocio con ServiceNow

Rendimiento digital: la importancia para el retailer

Informe e-Pyme 2016

 

En el proceso de fabricación de AMOLED, la máscara de metal fino es un componente de producción que se utiliza para modelar subpíxeles individuales de color rojo, verde y azul. Una fuente de calor evapora los materiales emisores de luz orgánicos, pero la deposición de vapor sólo puede controlarse con precisión con el uso de una máscara física. La máscara de metal fino, que es una hoja de metal de sólo decenas de micrones de espesor, con millones de agujeros muy pequeños por panel, es el único método probado en la producción de depositar con precisión los componentes de color RGB en pantallas de alta resolución.

Según Jerry Kang, analista de IHS Markit, “la máscara de metal fino se ha convertido en un cuello de botella en el suministro de paneles AMOLED debido a los retos tecnológicos de fabricación planteados por las resoluciones cada vez mayores y una base de suministro limitada. Como los píxeles por pulgada aumentan, se requieren máscaras de metal con dimensiones más finas, que reducen el rendimiento de la producción y su vida útil”, explica.

Este motivo está animando a varias empresas a desarrollar tecnologías alternativas para entrar en el mercado. Asimismo, los fabricantes de paneles también están alentando a los nuevos actores como segunda fuente para mitigar el riesgo de la cadena de suministro y crear una competencia de precios.