Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nuevo sistema de pago bancario contactless para el transporte público de Alicante

  • Movilidad

bus Alicante

Vectalia, CaixaBank y Visa han desarrollado una tecnología de pago contactless con tarjeta bancaria, móvil o wearables en el transporte público de Alicante. Este sistema pondrá al servicio de los ciudadanos y turistas un medio de pago global, convirtiendo a Alicante en una de las pocas ciudades europeas que permiten este tipo de pago.

  Quizá te interese...

Esta tecnología, que se podrá utilizar antes del verano, permitirá a los usuarios del transporte público de Alicante acceder al autobús con sólo acercar su tarjeta habitual, teléfono móvil o pulsera.

Tras aproximar su dispositivo al lector, el billete quedará comprado, pagado y validado automáticamente sin necesidad de comprar previamente un billete físico. De esta forma, en un futuro podrán realizar trayectos a través de diferentes modos de transporte de forma integrada y sin necesidad de volver a adquirir un nuevo título de transporte. El acceso al transporte público directamente con la tarjeta de bancaria contactless permitirá a los turistas, usuarios de tarjetas bancarias con cobertura internacional, acceder con mayor rapidez a cualquier medio de transporte sin la necesidad de llevar dinero en efectivo en sus viajes.

En la primera fase del proyecto, este nuevo sistema estará operativo en las líneas de autobús más turísticas del transporte de la ciudad, como son el Turibús de Alicante -autobús turístico que recorre la capital de la Costa Blanca- y la Línea C6 –aerobús-, que conecta la ciudad con el aeropuerto.

El nuevo sistema, que cuenta con la colaboración de la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Alicante, permitirá definir un modelo de pago flexible y adaptado a los retos de movilidad en las smart cities: accesible a todos los ciudadanos, personalizable y que permite establecer políticas de pago que favorezcan la movilidad de las personas a través de los diferentes medios que conforman la oferta pública de servicios de movilidad de las ciudades (Autobús, Metro, Tranvía, Estacionamiento Regulado, etc.).