Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La gestión de dispositivos IoT, próxima gran factura que afrontarán las empresas

  • Movilidad

Internet de las cosas IoT

Estamos todavía en fase de despliegue de proyectos de Internet de las Cosas, pero ya hay que prever una consecuencia lógica: los costes de gestionar todos los dispositivos. La factura podría ascender a 20.500 millones de dólares en 2023.

  Quizá te interese...

Los ingresos derivados de la gestión de dispositivos IoT para los proveedores de esta tecnología ascenderán a 20.500 millones de dólares en 2023. Y lo que es facturación para unos, es un coste para otros, en este caso, las empresas que implanten proyectos con esta tecnología.

Los servicios de administración de dispositivos, que incluyen aprovisionamiento de dispositivos, actualizaciones de software y firmware, y monitoreo de dispositivos, generarán ingresos de 20.500 millones de dólares para 2023, según un informe de ABI Research, una empresa de asesoramiento de previsión del mercado. 

Son estimaciones de ABI Research en un estudio sobre el tema, en el que en buena lógica dice que los servicios de gestión de dispositivos IoT serán un componente necesario de cualquier solución de IoT importante en el futuro.

"A medida que las soluciones de IoT continúan evolucionando para tener más procesamiento, los dispositivos deben actualizarse constantemente para mantener la seguridad de la solución y mejorar el valor global de la solución de análisis", asegura Ryan Harbison, analista de investigación de la firma.

Como explica este experto, si un dispositivo no puede actualizarse, su valor a largo plazo acaba. Por tanto, para que esto ocurra, los equipos de operaciones necesitan herramientas centralizadas, como las soluciones de gestión de dispositivos, para permitir un mantenimiento remoto eficiente. “Con cientos o miles de dispositivos en una solución, simplemente no es factible reparar y actualizar los dispositivos después de su implementación", añade.

El valor de estos servicios continuará siendo visto por los proveedores y usuarios finales como un componente necesario de cualquier solución de IoT completa. Sin embargo, existe y seguirá existiendo una comoditización que será impulsada por la competencia entre los proveedores de servicios existentes, el crecimiento de los estándares en el mercado y las nuevas soluciones de gestión de dispositivos de los proveedores de la nube como Google, AWS y Microsoft.