Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La ola de las soluciones en la nube clave del crecimiento y la colaboración

  • Opinión

Quizás no lo hayan pensado antes, pero el Surf nos da algunas lecciones de vida. De alguna manera, crecemos con la idea de que si todo va bien estaremos en lo alto, aunque siempre existe el riesgo de caer, con una dureza que será proporcional a la altura que hayamos alcanzado. Al fin y al cabo, todo lo que sube, baja. Sin embargo, con el Surf te das cuenta de que las cosas no se desarrollan exactamente de esa forma. Si es cierto que todo lo que sube baja con las olas, pero la caída no tiene por qué suponer un duro golpe. Todo lo contrario, podemos seguir surfeando y estar listos para coger la siguiente ola que se nos presente.

Con las empresas ocurre algo parecido. Tienen que surfear los obstáculos que se les van presentando y que cada vez son más constantes y crecientes, exigiendo a su vez mayores niveles de innovación tecnológica a través de soluciones que ofrezcan ventajas competitivas y estratégicas más potentes para sus negocios frente a sus competidores.  En este contexto, el  despliegue de las soluciones tiene que ser rápido, estable, seguro, y el coste razonable. Solo así se puede conseguir un considerable aumento y rápido retorno de la inversión realizada.

Teniendo en cuenta todas estas circunstancias, ¿La Ola de las soluciones Cloud es una apuesta estratégica de cara hacia al futuro?, dadas las necesidades actuales del mercado en un sector que cambia con tanta rapidez, estas soluciones dan respuesta a las nuevas demandas tecnológicas que las empresas públicas y privadas exigen, como el Cloud Computing (SaaS), Movilidad, Big Data, Colaboración, Redes Sociales o Usabilidad. Todos ellos son factores claves e innovadores para satisfacer las necesidades de de una empresa a la hora de hacer negocio en la actualidad.

Un artículo de Forrester Research afirmaba no hace mucho que el mercado global de cloud computing crecerá de 35 mil millones de dólares en 2011 a 150 mil millones de dólares en 2020 y será una parte clave de las infraestructuras de TI. En concreto, estamos hablando de las tecnologías que aportan “capacidades de sistemas masivamente escalables que se entregan como un servicio a usuarios externos usando tecnologías de internet”.  Esto significa Cloud Computing. Y desde un punto de vista más práctico, supone que las empresas tendrán acceso a cualquier solución, independientemente del dispositivo y del lugar en que se encuentren, sin necesidad de realizar grandes inversiones en infraestructura TI. Sencillamente, pasarán a un modelo de control de pago por servicios consumidos.

No obstante, alguien se podrá preguntar cuál es la mejor manera de sumarse a esta tendencia, que reduce costes y optimiza recursos, cuando la empresa ya dispone de soluciones On-Premise, adaptadas a la complejidad de su modelo de negocio y a sus datos sensibles. En estas circunstancias, una estrategia híbrida puede permitir a las empresas lograr una mayor flexibilidad. Además de obtener los beneficios asociados al uso de Cloud Computing, puede obtener ventaja de la personalización y el control de datos de un sistema On-Premise. En estos casos, junto a una experiencia consistente y amigable, donde parte de sus procesos de negocio pueden moverse hacia la nube, y así poder implementar estos modelos híbridos.

Transformando el enfoque del Procurement Clásico

Adoptar una solución Cloud hace que se transforme el enfoque del Procurement clásico hacia un modelo de comercio B2B estratégico competitivo y colaborativo, donde el eje central se basa en la interacción con  redes de negocios abiertas de manera global al mercado. De esta manera se accede a un amplio abanico de compradores y proveedores potenciales, con la seguridad de que pueden conseguirse las mejores condiciones de compra. Todo  esto basado en un modelo optimizado de costes que contribuye a mejorar los resultados de la empresa en el área del aprovisionamiento.

Una solución de estas caracterísitca ofrece ventajas tanto a compradores como a proveedores. A los primeros, les permite un ahorro en el Sourcing que puede oscilar entre 4 y el  15%, aparte de una reducción que puede llegar hasta el 70% en los costes de operación. Adicionalmente, aporta ahorros  del 1 a 4%  en el cumplimiento normativos y descuentos de 2 a 3 millones de dólares por cada mil millones de dólares en gasto controlable. En cuanto a los proveedores, les ofrece más del 40% en reducción de costes, seis días menos de DSO (Day Sales Outstanding) y  un 15% de aumento en las ventas.

Según Mckinsey, en The Rise of the Networked Enterprise (El Ascenso de la empresa Interconectada, 2011) “Las empresas interconectadas tienen un 50% más de posibilidades que el resto  de aumentar las ventas, incrementar los márgenes de beneficios, obtener  mayor cuota de mercado y convertirse en líderes de mercado”.

Otro punto a destacar desde el punto de vista de beneficio es que la centralización del acceso en una plataforma única, amigable y sencilla como es la nube, reduce los costes y riesgos dentro de su implementación, contando para ello con un escenario de integración para las soluciones On-Premise, que además de ser su columna vertebral, puedan integrarse con soluciones cloud para ampliar sus procesos internos conectándose con la cadena de suministro de esta solución. La combinación de ambas tecnologías permite colaborar de manera interna y externa y granjea enormes beneficios a las empresas.

En resumen, desde mi punto de vista lo mejor es seguir apostando por soluciones Cloud para continuar brindando a los clientes innovación, rendimiento, movilidad, usabilidad, etc. Precisamente, los requerimientos que están exigiendo las empresas para poder competir en un mercado en constante transformación y en el que resulta decisiva la capacidad de adaptación, dentro de unos plazos cada vez más cortos, y la prospección de nuevas oportunidades de negocio.

David Vicente Sauñe
Senior Business Consultant; Especialista en soluciones SAP Hana
TechEdge Group
 

TAGS Opinión

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos