Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los gobiernos invertirán 8.600 millones de dólares en sistemas biométricos en 2020

  • Seguridad

Biometria

Un estudio de ABI Research destaca que el gasto de los gobiernos alcanzará los 8.600 millones de dólares en 2020. Las empresas y el mercado de electrónica de consumo también incrementarán la inversión en esta área.

La seguridad preocupa cada vez más, sobre todo a las entidades gubernamentales. El estudio de ABI Research destaca que el gasto en sistemas biométricos se irá incrementando año a año hasta alcanzar los 8.600 millones de dólares en 2020. “A pesar de que los mercados empresariales y de electrónica de consumo están invirtiendo cada vez más en tecnología de biometría, las entidades gubernamentales continúan siendo las que más partida presupuestaria destinan a estos sistemas” explica Dimitrios Pavlakis, analista de investigación de ABI Research. “El crecimiento de los ingresos proviene, principalmente, de las fuerzas de seguridad del Estado y las aplicaciones civiles. Es decir, del control de fronteras, control de acceso, gestión de las fuerzas de trabajo, e iniciativas nacionales de identificación a través de la biometría. Esto supone retos y oportunidades únicas”.

Potencialmente, los principales obstáculos se encuentran en cada aplicación. ABI Research pone como ejemplo los sistemas de identificación de ciudadanos, como los pasaportes, DNI o carnets de conducir electrónicos. “Esta área puede no llegar a desarrollarse debido a una falta de planificación a gran escala y a una nula coordinación entre los diferentes organismos gubernamentales”. La identificación biométrica supondrá un desafío en cada región, al depender de la cultura y de la infraestructura gubernamental.

Las oportunidades se encuentran en la rápida adopción del cloud computing, en el incremento de los protocolos de seguridad contra el robo de propiedad intelectual y en el crecimiento de los mercados emergentes.

Factores como la resistencia, el coste, la capacidad de almacenar los datos o la actitud serán básicos a la hora de que las diferentes modalidades de reconocimiento biométrico (la huella dactilar, el iris, la retina, la cara, la voz, la palma de la mano o el reconocimiento de las venas del dedo) se impongan.

Morpho (Saffran), NEC, 3M-Cogent, Fujitsu, M2SYS, Crossmatch, AGNITiO, y Aware serán los principales jugadores de la industria.

Redacción

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos