Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los trabajadores desoyen las políticas de seguridad corporativas

  • Seguridad

Seguridad corporativa

Contradicciones de la seguridad corporativa: pese a conocer las ciberamenazas y sus consecuencias, los empleados se saltan las normas. Conocen el riesgo de instalar una app no autorizada pero, aún así, encuentran el modo de hacerlo.

Los empleados conocen las cada vez más frecuentes ciberamenazas con las que se enfrentan en sus puestos de trabajo, pero desprecian los ciberriesgos en su actividad laboral y hacen caso omiso de las políticas, según ha constatado un estudio de Vanson Bourne para Blue Coat, que destaca la tendencia global de una actitud de los trabajadores que pone en peligro informaciones sensibles, tanto corporativas como personales, posibilitando su robo y uso inmediato, o su almacenamiento para un uso futuro, o incluso su venta en el mercado negro donde este tipo de datos son negociados internacionalmente.

Correos electrónicos o pornografía son dos de los escondites para ocultar malware más utilizados por los ciberdelincuentes, que utilizan técnicas de ingeniería social para atraer a los empleados y hacer que pinchen o descarguen en esos elementos y terminen instalando en sus equipos contenido malicioso. Uno de cada 5 empleados en el Reino Unido abre anexos incluidos en correos de remitentes desconocidos, a pesar de que casi cuatro de cada cinco (78%) reconocen que es un peligro serio. Mientras que en Alemania el 64% y en Francia el 63% ven este peligro, sólo el 16% en cada país los abre.

Y mientras que globalmente el 6% de los participantes admitieron ver contenido para adultos en los dispositivos del trabajo, en el Reino Unido el porcentaje sube hasta alcanzar el 9%, frente al 5% de los franceses y el 2% de los alemanes.

El estudio también destaca que el 65% de las respuestas totales reconocieron que el uso de una nueva aplicación sin la aprobación del departamento de TI representa un serio riesgo de ciberseguridad para la empresa. Pese a todo, el 26% admitió haberlo hecho. En Reino Unido, un 33% usó nuevas aplicaciones sin la autorización de TI, frente al 27% en Alemania y tan sólo el 16% en Francia.

En cuanto al uso de las redes sociales, cerca de dos de cada cinco empleados las utilizan en el trabajo para uso personal, un auténtico peligro para las empresas ya que los cibercriminales esconden malware en enlaces abreviados y se aprovechan del tráfico cifrado para entregar su carga dañina.

Redacción

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos