Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los cibersecuestros y los ciberataques a infraestructuras y automóviles, los problemas de seguridad de 2016

  • Seguridad

Seguridad contraseña

Intel Security ha presentado su informe McAfee Labs Threats Predictions, que predice cuáles serán las claves del panorama de la ciberseguridad en 2016.

“Para abordar el negocio, la tecnología y las realidades del panorama de amenazas al que se enfrentan, debemos ayudar a las organizaciones a estar en el lugar en el que necesitan estar, usando tecnologías que faciliten y no obstaculicen sus negocios, e intentando comprender qué tipo de amenazas podrían enfrentar mañana y en un futuro más lejano”. Quien así se expresa es Vincent Weafer, vicepresidente de McAfee Labs de Intel Security, durante la presentación del último informe de la compañía denominado McAfee Labs Threats Predictions. El documento, que muestra la visión de 33 expertos de la compañía, examina el panorama actual de la ciberdelincuencia y anticipa cuáles serán los principales riesgos a los que las empresas se enfrentarán en los próximos años.

Desde el punto de vista del hardware y el firmware, los ataques continuarán, y el mercado de las herramientas que los hacen posibles crecerá. Al igual que lo harán las amenazas tipo “ransomware”, que incluso será potenciadas como un servicio por un mayor número de ciberdelincuentes sin experiencia. Paralelamente, las plataformas wearable podrían convertirse en un objetivo para los ciberdelincuentes, que querrán vulnerar los smartphones utilizados para gestionarlos; al igual que los empleados de las empresas, centrándose en sus sistemas domésticos relativamente inseguros para conseguir acceso a las redes corporativas. Por otro lado, los servicios cloud, los automóviles, la venta de información personal robada y los ataques a la integridad de los sistemas y de los datos también estarán en el punto de mira de los ciberdelincuentes a lo largo del próximo año.

Paralelamente, el informe recoge también algunas predicciones para 2020. Vaticina que los atacantes podrían buscar debilidades en el firmware y el hardware a medida que las aplicaciones y los sistemas operativos se hagan cada vez más resistentes a los ataques convencionales; y que intentarán evitar la detección enfocándose en nuevas áreas de ataque, empleando métodos sofisticados y escapando activamente de la tecnología de seguridad. Además, dentro de cinco años aumentarán los ataques a IoT y wearables.

Por el contrario, el sector de la seguridad desarrollará herramientas más efectivas para detectar y corregir ataques sofisticados, y gracias a la inteligencia compartida de amenazas, podrá ofrecer una protección de sistemas más rápida y mejor. Y es que, como confirma Weafer, “para ganar batallas contra futuras amenazas, las organizaciones deben ver y aprender más, detectar y responder de una forma más rápida, y utilizar todos los recursos técnicos y humanos que tienen a su disposición”.

Recomendaciones que te puedan interesar…

4 claves para el éxito del comercial TI

5 estrategias para una protección de datos moderna

Malware avanzado para APT

Repensando el canal TI: el hoy, el futuro, tendencias

Tendencias cloud en España: aplicaciones prácticas

Estilo y apariencia en productos tech, claves al comprar

Cómo vender productos de gaming

Estrategias omnicanal de los retailers europeos

Construir una cloud híbrida: TI como servicio

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos