Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La Guardia Civil detuvo a 226 personas en 2015 por delitos relacionados con las TIC

  • Seguridad

fallo informatico, caída, desesperación

Estas operaciones fueron esencialmente sobre delitos de estafa, contra la intimidad, daños informáticos, fraudes con medios de pago y pornografía infantil, entre otras.

La Guardia Civil ha hecho público que durante 2015 realizó un total de 272 operaciones que tuvieron como resultado la detención de 226 personas por diversos delitos relacionados con la Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones. En estas actuaciones, además, fueron investigadas otras 217 personas. Los principales delitos cometidos fueron de estafa, daños informáticos, ataques a servidores de denegación del servicio (DDos), ataques a servidores para la obtención de los datos alojados en sus bases, fraudes con medios de pago, pornografía infantil, acoso a menores, injurias y otros delitos contra la intimidad.

Para ello, la Guardia Civil puso en marcha distintas operaciones a lo largo del año. Una de ellas fue “Telemensaje”, gracias a la cual desarticuló una organización criminal que había estafado más de cinco millones de euros, haciendo llegar multitud de SMS Premium a los terminales móviles de cientos de miles de usuarios de telefonía móvil de todo el territorio nacional, empleando para ello técnicas de ingeniería social y campañas de captación masivas. Destacan también las operaciones “Antílope”, en la que se desarticuló un grupo organizado que había estafado 1.200.000 euros ofreciendo falsos créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) a sus víctimas a través de Internet; y “Canterbury”, que se saldó con la detención de 28 personas dedicadas a distribuir contenido de pornografía infantil a través de redes peer to peer.

Ante estas situaciones, la Guardia Civil alerta de los riesgos a los que diariamente se enfrenta tanto menores como adultos. En el primer caso, se encuentra el “grooming”, ciberacoso de un adulto hacia un menor con fines sexuales; y su variante entre iguales en el ámbito escolar, denominado “cyberbulling”; así como el “sexting”, envío de imágenes de carácter sexual en el seno de una relación entre adolescentes; y el robo de identidad, muy utilizado aprovechando las contraseñas débiles o predecibles de sus redes sociales, u obteniéndolas a través de ingeniería social.

Por su parte, los adultos también han de tener cuidado con ciertas prácticas, según explican los responsables de la Guardia Civil. En este ámbito, las estafas a través de Internet en el que se propone al receptor un negocio millonario suelen ser muy habituales. Sin embargo, no son las únicas. Destacan también el phishing, la extorsión a través de la difusión de imágenes de contenido sexual de la víctima, o la encriptación de datos para después pedir un rescate por recuperar la información cifrada.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Ciberseguridad para pymes

Gestión de snapshots y replicación: qué tener en cuenta antes de comprar

Informe Penteo 2015: Highway to cloud

Predicciones 2016 para el centro de datos (IDC)

Cómo optimizar tu marketing con la regla del 5x5

Comprendiendo Internet de las Cosas

Cómo reducir costes a lo grande

10 cosas a tener en cuenta al comprar infraestructura hiperconvergente

Guía práctica para el diseño de una red SAN virtual