Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Las tecnológicas han recibido más de 60 órdenes judiciales para desbloquear dispositivos

  • Seguridad

BYOD_smartphone

Según American Civil Liberties Union, compañías como Apple o Google han recibido más de 60 órdenes judiciales solicitando ayuda para acceder a dispositivos desde 2008. La mayoría de ellas están relacionadas con delitos de drogas, como el de Brooklyn (Nueva York).

La American Civil Liberties Union ha asegurado este miércoles que ha identificado 63 casos en Estados Unidos en el que el gobierno federal ha solicitado una orden judicial para obligar a compañías como Google y Apple a desbloquear dispositivos.

Así lo asegura Reuters, que publica que la mayoría de los casos están relacionados con delitos por drogas y que, además, se han convertido en habituales.

La lucha que han mantenido Apple y el FBI por desbloquear el iPhone que fue utilizado por uno de los atacantes de San Bernardino ha provocado que el Departamento de Justicia de Estados Unidos asegurase que Apple ya ha recibido 70 órdenes judiciales para ayudar a las agencias gubernamentales desde 2008, y ésta no ha puesto objeción hasta el pasado mes de octubre, en el que se le solicitó ayuda para desbloquear un teléfono propiedad de un condenado por delitos de drogas en Nueva York, a lo que Apple se negó.

El hecho de que el FBI haya logrado desbloquear el iPhone de Sn Bernardino ha llevado a Apple a solicitar al tribunal de Brooklyn que retrase la fecha límite para presentar las alegaciones. El juez del distrito Margo Brodie tiene hasta el 29 de marzo para responder a la carta de Apple.

El Gobierno de Estados Unidos ha apelado el fallo de un juez de primera estancia emitido el pasado mes de febrero en el que aseguraba que Apple no tiene que cooperar con los investigadores en el caso del iPhone de Brooklyn. El FBI considera que, tras eliminar los datos de la cloud, el smartphone es la única fuente de datos.

En este caso, el smartphone pertenece a Jun Feng, quien ya se ha declarado culpable por participación en la distribución de metanfetamina. El Departamento de Justicia ha tratado de desbloquear el iPhone en busca de cómplices.

A diferencia del móvil utilizado por Rizwan Farook en San Bernardino, el teléfono de Feng dispone de iOS 7, que no dispone de la misma tecnología de encriptación. “Apple tiene la capacidad tecnológica de desbloquear las contraseñas y acceder a los contenidos de un teléfono que no está encriptado”, ha destacado el Departamento de Justicia estadounidense. 

Recomendaciones que te puedan interesar…

Cómo escalar las TI empresariales para cubrir las necesidades del negocio

Directivo 4.0: habilidades para liderar

7 métricas de rendimiento para crear mejor software y más rápido

6 formas de incrementar la calidad y velocidad en la entrega de aplicaciones

Virtualización con NSX

10 buenas prácticas para mejorar el rendimiento de SharePoint

Cómo reducir costes a lo grande

10 cosas a tener en cuenta al comprar infraestructura hiperconvergente

El arte de DevOps

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos