Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los directivos, los que menos cuidan los procesos de seguridad de sus empresas

  • Seguridad

colaboracion oficina

Comparado con los empleados de cualquier otro nivel de una empresa mediana, encabezan la lista de los que menos caso hacen de las recomendaciones y peor tratan la información.

A pesar de que trabajan con datos confidenciales y delicados de la empresa, los directores generales y mandos superiores son el eslabón más débil cuando se trata de salvaguardarla. Así lo pone de manifiesto un estudio sobre las prácticas relacionadas con la gestión y seguridad de la información en la mediana empresa encargado por Iron Mountain. Por ejemplo, más de la mitad (57%) de los ejecutivos encuestados afirma haber dejado información confidencial para la empresa en la impresora, a la vista de cualquiera. Además, un 49% ha usado una dirección de correo personal para enviar información sensible, un 40% ha mandado información a través de una conexión inalámbrica abierta, un 43% ha tirado documentos a una papelera y un 39% admite haber perdido información empresarial en un lugar público. Por todo ello, y en comparación con los empleados de cualquier otro nivel de la empresa mediana, los directivos encabezan la lista de los que menos caso hacen de las recomendaciones y peor tratan la información.

Lo cierto es que, a tenor de los resultados extraídos del informe, no resulta extraño que ocurra esto cuando uno de cada cinco directivos (21%) confirma que los procesos de seguridad son muy complejos y buscan siempre soluciones alternativas. Además, uno de cada siete (14%) afirma no seguir las políticas de la compañía para con la seguridad de la información, porque las encuentra demasiado complicadas; mientras que un 6% ignora que existan políticas en su empresa sobre este tema.

Por otro lado, el estudio muestra que los responsables de los centros de trabajo y oficinas ocupan el segundo lugar siguiendo muy de cerca a los directivos en cuanto a sus malos hábitos de gestión de datos, más de la mitad (56%) admiten que sacan información confidencial de su lugar de trabajo, y el 48% afirma haberla enviado a un receptor no seguro.

En el otro extremo de la escala, el personal administrativo consigue una buena puntuación en comparación con los segmentos mencionados, aunque también son culpables de una mala gestión de la información. Un 29% confiesa haber dejado documentos confidenciales en la impresora, un 21% admite haber perdido datos o haberlos enviado a la persona incorrecta, mientras que un 15% ha olvidado papeles de la empresa en algún lugar público.

Por todo ello, Ignacio Chico, director general de Iron Mountain España, opina que “las empresas deberían implementar las políticas y procesos necesarios para apoyar una buena gestión de la información”. Incluso, puede que esto solo no sea suficiente, pues también deben fomentar hábitos que protejan la información corporativa delicada. “Para muchos esto significará un cambio cultural y que los máximos directivos de la empresa den ejemplo. Desgraciadamente, se verá que muchas empresas medianas están muy lejos de tener lo necesario para cumplir estos objetivos”, asegura.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Informe ePyme 2015:  implantación de las TIC en las empresas españolas

Últimas tendencias en almacenamiento de datos en el corazón del CPD

BBVA adopta las cualidades de monitorización de Dynatrace

Tres estrategias para conseguir experiencias de usuario consistentes

Inspiración para pymes: cómo encontrar la tecnología adecuada

El arte de DevOps

Informe Anual "La Sociedad en Red 2015" (Edición 2016)

Almacenamiento Flash: razones de su adopción generalizada

Progresión de datos optimizados para Flash

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos