Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Principales impactos de los ciberataques en las empresas españolas

  • Seguridad

Ciberseguridad

La pérdida de datos sensibles, los daños en activos físicos de la compañía, el deterioro en la calidad de sus productos y la suspensión de sus operaciones son, por este orden, las principales consecuencias de los ciberataques para las empresas españolas.

La encuesta mundial sobre Seguridad de la Información de PwC, que se ha realizado entre 9.500 directivos de TI de 122 países, constata el auge de los ataques informáticos masivos y cómo el proceso generalizado de digitalización que han experimentado las empresas en todo el mundo hace que haya aumentado sensiblemente su exposición.

>> ¿Cómo llevar a cabo una Transformación Digital de forma segura en tu organización? Descúbrelo en este IT Webinar 

Quizá te interese...

Cómo debe ser el Centro de Datos de Nueva Generación

Primeros pasos para proteger tu negocio

7 sugerencias para mejorar la carga de tu web o app

Infraestructura hiperconvergente para oficinas remotas y sucursales

Cómo superar los desafíos de TI en las pequeñas empresas

La empresa digital: transformando las TI con nuevas infraestructuras

En lo que respecta a España, país del que proceden 336 de las respuestas, el 49% de los directivos encuestados reconocen que sus empresas carecen de una estrategia integral de seguridad. Las empresas españolas se ven obligadas a parar sus operaciones 17 horas de media al año como consecuencia de los ataques informáticos.

En un contexto cada vez más alarmante y con gran parte de las empresas abordando su transformación digital, las principales prioridades en materia de ciberseguridad en los próximos doce meses serán, según el informe, combatir los ataques que se producen desde dentro de la organización; garantizar la seguridad de los dispositivos móviles; monitorizar los sistemas y redes de la compañía; mejorar la gestión de identidades y aumentar la conciencia y la formación de los empleados sobre los riesgos informáticos a los que se enfrenta la empresas. 

En el medio plazo, a cinco años vista, la principal preocupación se centra en la capacidad de las compañías para garantizar la seguridad de los servicios y funciones que, cada vez en mayor medida, tienen previsto almacenar en la nube. El 50% de las empresas encuestadas en España prevén llevar a la nube información sensible para su organización en los próximos doce a dieciocho meses.

“En cuanto a tecnología, las inversiones de las compañías españolas entrevistadas se van a centrar en las tecnologías de identificación biométrica, en herramientas de monitorización y de detección de códigos maliciosos y en aquellas destinadas a la detección de intrusiones”, confirma el estudio.

Finalmente, el estudio insiste en que el factor impulsor de la inversión en ciberseguridad sigue siendo el profundo proceso de digitalización al que se ha sometido en mundo de los negocios. Así lo asegura el 59% de los directivos y responsables de tecnología de todo el mundo entrevistados en el informe y el 61% de los pertenecientes a empresas españolas.