Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

España es el país con mayor porcentaje de contratación de seguros frente a riesgos cibernéticos

  • Seguridad

seguridad ciberriesgo hacker

España destaca por ser el país con un mayor porcentaje de previsión de contratación de seguros frente a riesgos cibernéticos. Así, 1 de cada 3 empresas españolas (30%) tiene previsto contratarlo a lo largo de este año, frente al 26% de las holandesas, y el 25% de las estadounidenses, alemanas y británicas.

Para las empresas españolas, el papel de las aseguradoras especializadas en ciberseguridad va más allá de ofrecer una cobertura económica ante un posible ataque, señalado por el 34% de los participantes en el Hiscox Cyber Report 2018, estudio que deja otras interesantes conclusiones.

Quizá te interese...

¿Cómo tener un puesto de trabajo productivo? (IT Webinar)  

Operaciones cognitivas: IA para la gestión de operaciones de IT

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Recomendaciones para abordar un proceso de transformación digital

 

El motivo principal por el que las compañías contratan este tipo de pólizas, es sobre, todo, por su experiencia en este ámbito, indicado por el 35%, ofreciendo unos conocimientos adicionales que la compañía no dispone.

Haciendo un análisis en función del tamaño de la corporación, la postura de las pymes en lo que se refiere a la previsión de contratación de un seguro en 2018 está muy dividida: 1 de cada 3 (31%) planea contratarlo (frente al 27% de las grandes empresas), mientras que también 1 de cada 3 (32%) no tiene previsto hacerlo (frente al 10% de las grandes corporaciones).

Finalmente, en España 1 de cada 4 corporaciones (25%) no tiene previsto contratar ningún seguro de ciberriesgos en 2018.

Según Alan Abreu, responsable de Riesgos Cibernéticos de Hiscox, “la demanda de este tipo de productos está creciendo, pero hay un largo camino por recorrer hasta que las empresas vean el riesgo cibernético al mismo nivel que el riesgo de que sus oficinas se inunden, o que un empleado se lesione en el trabajo. Las compañías deben afrontar este riesgo, no pensando en que pudiera suceder, sino pensando en qué van a hacer cuando suceda, porque tarde o temprano ocurrirá”.