Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El coste global de la ciberseguridad se situará en 6 billones de dólares en 2021

  • Seguridad

Dinero, Coste

Un nuevo estudio de EY calcula que el coste global de la seguridad alcanzará los 6 billones de dólares en cuatro año, el doble del registrado en 2015. Además, la mayoría de las empresas considera que el riesgo de sufrir un ciberataque es hoy mayor que hace un año.

Quizá te interese...

DevOps: cómo fomentar la agilidad de tu negocio

Principales retos de los CIO en un mundo cloud nativo

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Dominando la complejidad operativa de las aplicaciones IoT

Las técnicas de los ciberdelincuentes son más sofisticadas y las empresas están más hiperconectadas que nunca en un escenario marcado por la digitalización. Se estima un coste global en ciberseguridad de seis billones de dólares para 2021 (el doble del registrado en 2015), “y el coste para las organizaciones es tanto económico como reputacional”, recuerda el documento.

Para los autores, nunca ha sido tan difícil para las organizaciones trazar un mapa del entorno digital en el que operan y sus interacciones con el mismo, marcado por el desarrollo tecnológico, la proliferación de dispositivos o los despliegues de Internet de las Cosas, por lo que hay muchos flancos a cubrir.

La respuesta de las compañías ante este panorama es seguir aumentando su inversión en ciberseguridad. De hecho, el 59% de los directivos participantes en el estudio aseguran haber aumentado sus presupuestos en este ámbito en los últimos doce meses; un 87% reconoce que necesita incrementarlo hasta un 50%, y un 12% prevé subirlo más del 25%.

EY ofrece en este estudio cinco consejos a las empresas: que se centren en el talento, que sean estratégicas e innovadoras, que se enfoquen en los riesgos, que operen de forma inteligente y ágil, y que sean resilientes.