Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los sistemas de aviación europeos recibirán más de 1.000 ataques mensuales en verano

  • Seguridad

aviones

La Agencia Europea de Seguridad Aérea cree que durante el verano se producirán más de 1.000 ataques mensuales dirigidos contra los sistemas de aviación europeos. F5 recomienda a las organizaciones del sector que refuercen la protección de las infraestructuras críticas y que aumenten su capacidad de vigilancia, entre otras medidas.

  Quizá te interese...

Con la llegada del verano, la actividad en los aeropuertos crece exponencialmente y, en paralelo, los ataques a los sistemas de aviación. La cifra de ciberataques previstos para este verano contra los sistemas de aviación europeos es alarmante (más de 1.000 cada mes), según la Agencia Europea de Seguridad Aérea.

Desde F5 Networks advierten de que las empresas de aviación deben priorizar la protección de las infraestructuras críticas, a menudo bastante antiguas, y señalan, además, que la tendencia a facilitar los trámites de los usuarios y la reducción de los presupuestos de TI son dos factores que se suman para reducir la seguridad efectiva de los sistemas y de los datos.

Para David Warburton, ingeniero senior de sistemas de la compañía, no hay lugar para la complacencia. En este sentido, lo primero que debe hacer cualquier organización atacada es alertar a las autoridades y a las entidades competentes de su sector, a fin de evitar la extensión del daño. “Una colaboración estrecha con los proveedores tecnológicos también servirá de ayuda a la hora de descubrir vulnerabilidades con mayor rapidez e implementar las soluciones y procesos adecuados”, dice.

Por otra parte, a medida que las empresas continúan desplegando un mayor número de servicios, y las aplicaciones y protocolos continúan evolucionando, los responsables de la arquitectura de las redes y de la seguridad de las organizaciones deben garantizar que estos servicios ofrecen una visibilidad total de la naturaleza de los ataques, para poder así actuar de forma inmediata.

“Si la frecuencia de los ataques dirigidos a infraestructuras críticas crece es porque los ciberdelincuentes están cada vez mejor armados y cuentan con más recursos. Ante esta situación, para que las organizaciones puedan mantener la seguridad de los datos que son vitales para su negocio, deben actuar en tres frentes: incrementar su capacidad de vigilancia, implementar las soluciones de seguridad adecuadas y añadir inteligencia a sus sistemas”, concluye Warburton.