Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ticketmaster confirma un hackeo e insta a los usuarios a 'vigilar las cuentas bancarias'

  • Seguridad

Seguridad, Brecha

Ticketmaster, el popular servicio de venta de entradas por Internet, ha reconocido que ha sido víctima de una brecha de seguridad. Concretamente, su infraestructura ha sido comprometida debido a un fallo sufrido por Inbenta Technologies, un proveedor externo de atención al cliente.

  Quizá te interese...

Tickertmaster ha sufrido una brecha de seguridad. Así lo ha confirmado en un mensaje de correo electrónico, del que se hace eco El Mundo, en el que asegura que su filial en el Reino Unido identificó la brecha de seguridad el pasado 23 de junio.

La brecha de seguridad fue consecuencia de un fallo en Inbenta Technologies, un proveedor de atención al cliente. Ticketmaster ha asegurado que “tan pronto como se detectó este software malicioso se desactivó el producto Inbenta de todas las páginas web de Ticketmaster". No obstante, también reconoce que “puede haberse producido una filtración masiva de datos de usuario”.

En el mensaje de correo electrónico que la firma ha enviado a todos los usuarios que o bien han comprado o bien se han registrado entre septiembre de 2017 y el 23 de junio de 2018 asegura que no hay constancia de que los datos hayan sido comprometidos, pero recomienda que se vigile los extractos de las cuentas bancarias “por si hubiera movimientos indebidos y contactar con tu banco y tu compañía de tarjetas de crédito si estás preocupado o notas alguna actividad sospechosa”.

Inbenta Technologies ha confirmado la brecha de seguridad destacando que el problema proviene del código JavaScript “que fue personalizado por Inbenta para cumplir con los requisitos particulares de Ticketmaster".

El Mundo recoge unas declaraciones de Inbenta en las que afirma que el dicho código no se encuentra “en ninguno de sus productos ni está presente en ninguna de nuestras otras implementaciones. Ticketmaster aplicaba directamente el script a su página de pagos, sin notificar a nuestro equipo”.