Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

EMC prepara el centro de datos para los retos del futuro

  • TI on premise

EMC Londres

EMC ha reunido a la prensa en un evento, Quantum Leap, en Londres para reafirmar su compromiso con el almacenamiento Flash, un paso que desde la compañía definen como "un salto radical en la estrategia de EMC para el centro de datos".

De hecho, la firma ha decidido denominar a 2016 como el año de All-Flash, y ha esbozado una previsión: en 2020, todo el almacenamiento empleado para labores productivas será All-Flash. Para ello, ha optado por convertir a Flash en su opción primaria, relegando los discos tradicionales a labores de archivado.

El salto de EMC en su apuesta por Flash se apoya en ampliar la oferta de arrays All-Flash XtremeIO para cubrir todas las posibilidades de uso; anuncia el nuevo VMAX All Flash array, que escala hasta 4PB y protege la inversión con el programa Xpect More; presenta DSSD D5, primer sistema de una nueva arquitectura Rack-Scale Flash; y establece nuevas ofertas de infraestructura convergente incluyendo piezas All-Flash.

Tal y como ha señalado en su intervención David Goulden, CEO, EMC Information Infrastructure, “cada 5 años se multiplican por diez las capacidades de proceso”, lo que lleva a EMC a estimar que, en 2031, tendremos unos sistemas mil veces más potentes que los actuales.

En palabras de Jeremy Burton, presidente, Products & Marketing, EMC, vivimos un momento en el que “cada vez hay más datos y más presión en el centro de datos”, y cualquier retraso en la respuesta puede hacer perder la ventana de oportunidad de un negocio. Por este motivo, el punto de inflexión de la rentabilidad de apostar por almacenamiento totalmente Flash frente a los discos tradicionales se produce ya, en este año, de ahí la denominación de 2016 como el año All-Flash, por parte de EMC, que es consciente de que el retraso es un coste para la empresa. Y es que los sistemas All-Flash multiplican por 20 el rendimiento de los basados en disco, lo que hace de la primera opción, en opinión de EMC, la más rentable.

También los retos que tendrán que asumir las empresas y los negocios es la base para que EMC haya decidido anunciar DSSD D5, el primer sistema Rack-Scale Flash, una nueva arquitectura que multiplica el rendimiento para poder asumir las nuevas necesidades de las empresas de cara al futuro.

Podrás leer un amplio reportaje sobre estos anuncios en la edición de marzo de IT User. ¿Quieres que te avisemos cuando esté disponible? Déjanos tu dirección de correo en este enlace y te enviaremos un mensaje tan pronto como esté disponible.

Miguel Ángel Gómez. Londres. 

Recomendaciones que te puedan interesar…

Ciberseguridad para pymes

Gestión de snapshots y replicación: qué tener en cuenta antes de comprar

Informe Penteo 2015: Highway to cloud

6 formas de incrementar la calidad y velocidad en la entrega de aplicaciones

Cómo optimizar tu marketing con la regla del 5x5

10 buenas prácticas para mejorar el rendimiento de SharePoint

Cómo reducir costes a lo grande

10 cosas a tener en cuenta al comprar infraestructura hiperconvergente

Predicciones 2016 para el centro de datos (IDC)