Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

EMC lanza la solución de almacenamiento flash DSSD D5

  • TI on premise

EMC

Este equipo, enfocado a las cargas de trabajo más exigentes, alcanza 10 millones de IOPS, 100 GB/s de ancho de banda y 144 TB en cinco unidades de rack.

Las empresas demandan infraestructuras de alto rendimiento que les permitan aprovechar el crecimiento, la velocidad y la variedad de datos en sus actividades empresariales, con el objetivo de satisfacer las necesidades de sus clientes. Precisamente, pensando en ellas, EMC ha anunciado el lanzamiento de DSSD D5, una nueva arquitectura de almacenamiento flash diseñada para aplicaciones intensivas de datos, tanto tradicionales como de última generación, que requieren niveles extremos de rendimiento y una latencia mínima (entre 0,050 y 0,100 milisegundos).

Esta solución, que la compañía encuadra en una nueva categoría flash denominada Rack-Scale Flash, proporciona hasta 36 módulos con una capacidad de 144 TB brutos (100 TB utilizables) en un chasis de cinco unidades de bastidor al que pueden acceder de manera redundante un máximo de 48 servidores con conexión directa. Se conecta a cada nodo a través de PCIe Gen3 y utiliza la tecnología NVMe para proporcionar el rendimiento requerido. Asimismo, es un dispositivo independiente desvinculado del cómputo, por lo que ofrece los beneficios del almacenamiento compartido. El resultado es un rendimiento de 100 GB/s con una latencia de tan sólo 100 microsegundos y hasta 10 millones de IOPS, según asegura EMC. Asimismo, incluye tarjetas de cliente de doble puerto, controladores H/A dobles, componentes redundantes, y fiabilidad y resistencia flash de primer nivel gracias al software Cubic RAID.

Con esta solución, EMC quiere dar servicio a sectores actualmente limitados por las arquitecturas tradicionales que no fueron diseñadas de acuerdo con las necesidades de rendimiento extremo de sus aplicaciones de negocio principales. Entre éstas, se incluyen aplicaciones compiladas sobre Hadoop, bases de datos y almacenes de datos de alto rendimiento, así como aplicaciones personalizadas utilizadas para el procesamiento de datos complejos en tiempo real.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Cómo escalar las TI empresariales para cubrir las necesidades del negocio

Directivo 4.0: habilidades para liderar

7 métricas de rendimiento para crear mejor software y más rápido

6 formas de incrementar la calidad y velocidad en la entrega de aplicaciones

Virtualización con NSX

10 buenas prácticas para mejorar el rendimiento de SharePoint

Cómo reducir costes a lo grande

10 cosas a tener en cuenta al comprar infraestructura hiperconvergente

El arte de DevOps

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos