Ocho tendencia que marcarán el futuro de las empresas en la era digital

  • Actualidad

2022 tendencias

A medida que la tecnología se establece en las diferentes capas de la sociedad los consumidores están cambiando su forma de adquirir productos y servicios, y demandan experiencias digitales más satisfactorias. De igual forma las relaciones empresariales se basan cada vez más en lo digital y los modelos de negocio tradicionales se muestran ineficaces para afrontar los retos comerciales del futuro.

Recomendados: 

Estudio sobre digitalización de la Administración Leer

Administración 2030: Propuestas para la próxima década Webinar 

 Según un estudio realizado por Atento e Inova Consulting, para abordar esta transformación hacia modelos de negocio digitales y ganar en competitividad las empresas se guiarán por una serie de tendencias de negocio que cobrarán importancia en los próximos años.

Cambios generacionales

Cada década surge una nueva generación de personas con actitudes, intereses y valores diferentes, y las empresas necesitan ajustar su modelo si quieren asimilar adecuadamente trabajadores y clientes de diferentes generaciones. Los expertos creen que la búsqueda de un legado que genere resultados y el creciente movimiento del capitalismo consciente refuerza la tendencia de que las empresas con propósito serán las más exitosas. A medida que aumenta la esperanza de vida y los profesionales permanecen más tiempo en el mercado laboral, la capacidad para gestionar equipos más diversificados se convierte en un factor más crítico para el negocio.

Formación permanente

Para seguir avanzando hacia el futuro las empresas necesitan estar preparadas para los constantes cambios que se producen a todos los niveles, y la formación de su personal es clave para lograrlo. Los expertos consideran fundamental poder localizar profesionales que dominen las habilidades emocionales y de gestión que se necesitan, ya que en muchas ocasiones la organización no cuenta con personal capacitado para trabajar con nuevas tecnologías o modelos comerciales. Pero también es vital seleccionar y potenciar a personas que tengan una actitud proactiva hacia la formación continua, lo que les permitirá adaptarse a los cambios. Y una gran ayuda para lograrlo está en contar con tecnologías educativas (edutech), que facilitan la adquisición de conocimientos.

Innovación

Para los responsables de esta investigación, la capacidad para desarrollar iniciativas acordes a las necesidades del mercado, mirando hacia afuera, identificando escenarios y tendencias que seguir. Y contar con una cultura de innovación y una mente más abierta dota a la empresa de habilidades para adaptarse a los cambios del mercado y sobrevivir a cualquier eventualidad. Por ello, destacan que, más allá de las tecnologías o productos, las empresas con más potencial de cara al futuro son las que fomentan la innovación.

Gestión de abajo a arriba

Las estructuras organizativas excesivamente jerarquizadas limitan las posibilidades de adaptación del negocio, y los expertos apuntan a que las empresas cambiarán su modelo de gestión hacia uno más descentralizado y colaborativo, que empodera a quienes están en primera línea del negocio. Apostando por el mentoring se logran reducir los niveles jerárquicos y se fomenta más la innovación y la creatividad en las empresas. Opinan que las empresas que ahora y en el futuro adopten una cultura integral de empoderamiento tendrán más capacidad para re tener talento, atender mejor a sus clientes y obtener mejores resultados comerciales.

Mentalidad de startup

Una de las grandes ventajas que tienen las startups es que cuentan con una gran flexibilidad para cambiar sus prácticas, políticas y procesos, lo que les permite corregir su rumbo para adaptarse a nuevas situaciones. Esto se logra alineando a personas, procesos, proyectos, decisiones y departamentos para trabajar en pos de una mayor agilidad, una mentalidad que otras empresas deberían adoptar para ser más capaces de abordar las necesidades futuras sin verse limitados por la rigidez de las estructuras organizativas tradicionales.

Globalización

El mundo se está volviendo más pequeño gracias a las tecnologías digitales, que permiten relacionarse directamente con culturas y mercados diferentes. Esta globalización se está ampliando gracias a la sinergia entre los mundos físico y digital, ampliado la capacidad de circulación de productos, servicios, personas y conocimiento, y las empresas que apuestan por ello serán capaces de tomar decisiones de negocio acertadas con más rapidez.

Digitalización

El cambio hacia lo digital permite a las empresas reducir el uso de recursos y mejorar el rendimiento y la capacidad de respuesta. Por ello, la transformación digital se ha convertido en una prioridad estratégica y aquellas que no adopten una mentalidad digital tendrán pocas posibilidades de sobrevivir a un mundo cada vez más conectado y globalizado.

Sostenibilidad

Los gobiernos y las propias empresas están cambiando su enfoque para adoptar políticas e iniciativas que fomentan la sostenibilidad. En los próximos años más organizaciones integrarán este concepto en sus procesos para reducir su impacto ambiental, lo que les permitirá mejorar su imagen y su aceptación por parte de las autoridades y los clientes.