¿En qué consisten la leyes de Servicios Digitales y de Mercados Digitales de la Unión Europea?

  • Seguridad

Protección de datos - Europa

Con las propuestas de Ley de Servicios Digitales (DSA) y Ley de Mercados Digitales (DMA), la Comisión Europea quiere crear nuevas regulaciones que permitan controlar más las actividades de las grandes empresas tecnológicas que operan en la región, especialmente los gigantes como Amazon, Google, Apple, Facebook o Microsoft, entre otras. Estas compañías trabajan con gran cantidad de datos de los ciudadanos europeos, y las autoridades quieren contar con las herramientas legales necesarias para proteger mejor la privacidad de los ciudadanos y las organizaciones.

Recomendados: 

Fondos NextGenEU para modernizar las AA.PP. ¿Qué sabemos hasta ahora? Webinar

Transacciones electrónicas europeas: cumpliendo con eIDAS Webinar

Impacto del COVID-19 en la Contratación Pública de TI Webinar

Estos borradores se encuentran en fase de revisión, y ahora el SEPD, el organismo europeo de control de la privacidad, ha dado su aprobación a las medidas de protección de la privacidad recogidas en estas propuestas de ley. Aunque sugiere que se necesitan aún más salvaguardias para garantizar las condiciones de privacidad que persigue la Comisión y los propios europeos.

En el caso de la Ley de Servicios Digitales, las reglas propuestas en el borrador obligarían a las empresas de tecnología a explicar cómo funcionan sus algoritmos, algo muy controvertido y que está recibiendo la oposición frontal de las empresas tecnológicas, ya que se trata de un importante secreto comercial. Además, tendrían que abrir sus archivos publicitarios a reguladores e investigadores y abordar de verdad los problemas que provienen del uso de sus plataformas para difundir mensajes de odio, contenido dañino o productos falsificados.

Mientras tanto, la DMA aplica una lista de requisitos específicos para las grandes tecnológicas, como compartir ciertos datos con sus competidores y con los reguladores, lo que también está encontrando una fuerte oposición. Y también otras medidas que persiguen proteger las normas de competencia y combatir las prácticas comerciales deshonestas. Esta propuesta va en línea con otras iniciativas para recuperar la independencia digital de Europa, con el fin de reforzar la industria de la región.

Aunque el SEPD aprueba estas controvertidas normas, como explica en un reciente comunicado uno de sus miembros, Wojciech Wiewiórowski, “recomienda medidas adicionales para proteger mejor a las personas en lo que respecta a la moderación de contenido, la publicidad dirigida online y los sistemas de recomendación utilizados por las plataformas online, como las redes sociales y los mercados”.

Añade que han observado “que la propuesta no impone una obligación de seguimiento general, sino que confirma exenciones de responsabilidad razonables y las complementa con un sistema paneuropeo de normas de notificación y actuación, hasta ahora inexistente”. En cualquier caso, el apoyo de esta organización a las nuevas propuestas de ley contribuirá a reforzar e, incluso, mejorar, la iniciativa de la Comisión Europea. Todavía falta tiempo para que estas propuestas lleguen a la fase de votación, y mientras tanto serán sometidas a revisión por todas las partes interesadas, lo que traerá apoyos y críticas.