Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

BMW utiliza la realidad aumentada para ofrecer una experiencia de compra innovadora

  • Casos de éxito

AR BMW

De la mano de Accenture, BMW ha desarrollado una aplicación inmersiva de realidad aumentada. Con BMW i Visualiser, quiere captar a nuevos grupos de clientes expertos en tecnología y facilitar la relación entre concesionarios y clientes por medios digitales.

  Quizá te interese...

Producir vehículos de última generación no es suficiente para que los fabricantes de automóviles logren mantener su ventaja competitiva, ya que los consumidores expertos en tecnología buscan también una experiencia de compra innovadora. Antes, la capacidad de examinar con detalle un vehículo en Internet se veía obstaculizada por los límites de la tecnología, pero ahora la realidad aumentada lo está haciendo posible.

Por eso, mediante la tecnología Tango de Google y la colaboración de Accenture, BMW ha querido innovar en la experiencia de compra que ofrece a sus potenciales clientes, y el resultado es esta aplicación permite al comprador configurar y examinar un vehículo virtual a escala real, en cualquier momento y lugar. Además, el usuario puede elegir el color y las llantas, hacer cambios en el habitáculo interior e incluso encender los faros y la radio, creando así una experiencia de compra totalmente inmersiva.

La idea del primer visualizador de vehículos de realidad aumentada surgió durante el taller de BMW en el Centro de Innovación de Accenture. En este taller de ideación conjunta, BMW y Accenture debatieron formas innovadoras de digitalizar la experiencia de cliente en BMW, comenzando con la marca de automóviles BMW i que comprende vehículos eléctricos e híbridos. El equipo utilizó la realidad aumentada para plantear casos de uso posibles que fueran compatibles con el objetivo estratégico de la compañía de convertirse en líder de la movilidad individual.

Accenture colaboró estrechamente con BMW para innovar con rapidez y crear un prototipo listo para realizar pruebas y mejoras en tan solo tres meses. Utilizando datos de productos 3D y la tecnología Google Tango para desarrollar un prototipo de realidad aumentada del vehículo urbano BMW i3 y el deportivo BMW i8, la aplicación se probó inicialmente en varios concesionarios de once mercados. Las capacidades de visualización por ordenador, procesamiento de imágenes, sensores de visión, control del movimiento, aprendizaje de área y percepción de profundidad de Tango permiten al usuario desplazarse, navegar y percibir espacios en 360 grados. De este modo, los compradores pueden ver, rotar, examinar el interior y configurar un modelo virtual a escala real.

Los vendedores pueden utilizar la aplicación en el concesionario, y los clientes pueden descargarla de Google Play para visualizar las distintas configuraciones de cada vehículo. Características tales como el diseño interior, el color de la carrocería o las llantas pueden modificarse con solo tocar la pantalla. Los clientes pueden ver cuál sería el aspecto real del coche en la calle, e incluso abrir el maletero y las puertas para "entrar" en él y examinar su interior con detalle. Una vez finalizada la configuración, los clientes pueden compartirla con otras personas (incluyendo los puntos de venta de BMW i) a través del correo electrónico o las redes sociales.