Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Las ventas online crecerán un 16% en los próximos cinco años en España

  • En cifras

Comercio electrónico

El Índice Global Retail E-Commerce de 2015 realizado por A.T. Kearney destaca que el comercio electrónico en España registró grandes avances el año pasado y prevé que éste crezca un 16% en los próximos cinco años.

A.T. Kearney ha publicado el Índice Global Retail E-Commerce de 2015, un estudio que busca ayudar a las cadenas de distribución a desarrollar estrategias comerciales de éxito e identificar oportunidades de inversión. Estados Unidos encabeza el ranking de los países donde el comercio electrónico tiene un mayor peso gracias a un crecimiento continuo y a la mejora de la confianza de los consumidores. El crecimiento del comercio electrónico en Estados Unidos en 2014 fue del 15%.

El e-commerce de Asia Pacífico continúa creciendo y pronto será la mayor región del mundo en venta electrónica. A.T Kearney señala que las dificultades que están pasando algunos países de Sudamérica, como México, Brasil y Argentina, pueden obstaculizar el crecimiento de este sector en el futuro.

En Europa, en cambio, los resultados son positivos. Reino Unido ocupa la tercera posición, Alemania la quinta y Francia la sexta.

España entra en la clasificación en el puesto decimoctavo registrando grandes avances. Al ser la cuarta mayor economía de la eurozona, España creció en 2014 por primera vez en seis años y todo parece indicar que seguirá así. “Las marcas de comercio electrónico han conectado a los compradores mediante una sólida infraestructura, y prevén un crecimiento anual de las ventas online del 16% en los próximos cinco años”. A.T. Kearney afirma que cada vez hay más españoles que efectúan su compra de manera online y son sensibles al precio. No obstante, recomienda una mejora de la logística para impulsar la venta electrónica. “Se abandonan muchos carritos online y los consumidores afirman que se debe a los elevados costes de entrega o a largas esperas para recibir el pedido”. 

En palabras de Mike Moriarty, socio de A.T. Kearney y coautor del estudio, “el auge del comercio electrónico ha supuesto retos: tanto los distribuidores con presencia física como los exclusivamente digitales están aprendiendo que el futuro de la industria no es solo digital sino una oferta creativa que conecta las compras online y física”.

Redacción