Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

10 razones para emocionarnos sobre lo que depara la analítica de datos

  • Opinión

Victor Carralero IBM 2

Vivimos en una era de innovación acelerada donde el crecimiento exponencial de la información y de los objetos inteligentes está permitiendo una cuarta revolución industrial: la transformación digital de las empresas

Las oportunidades para los profesionales de la analítica han alcanzado un nivel sin precedentes, y en los próximos meses continuarán creciendo, de acuerdo especialmente con estas tendencias:

Las tecnologías relativas a la informática cognitiva como IBM Watson están experimentando una adopción temprana en la mayoría de empresas. En 2016 sus funcionalidades de Deep learning y reconocimiento del lenguaje natural tuvieron un gran impacto en el negocio, aunque esta tecnología será imprescindible en todos los planes relativos a la analítica en 2017.

La analítica embebida sigue conservando el primer puesto en el crecimiento de la analítica de autoservicio. Recientemente, hemos visto un cambio hacia una toma de decisiones motivadas por los datos, por lo que en los próximos meses veremos una mayor incorporación de la analítica cognitiva, predictiva y prescriptiva a aplicaciones de la línea de negocio.

La analítica en la nube y la analítica híbrida seguirán creciendo gracias a que el miedo a la nube se irá diluyendo. Los proveedores de cloud se ocuparán de los riesgos en la seguridad, proporcionando tranquilidad a los directivos, que verán además cómo la nube acorta el tiempo de salida al mercado, permitiendo innovar más rápido que nunca.

El uso de la inteligencia en el Internet de las Cosas (IoT) se extenderá de los usuarios pioneros a los ‘early adopters’. Los dispositivos digitales se universalizarán como nunca, llevando el potencial de la tecnología cognitiva al hogar y la oficina.

Las tecnologías de streaming analytics y consumo de datos se adoptan para monitorizar y conocer lo que está sucediendo en tiempo real. Los algoritmos detectarán aquello que se salga de lo normal y enviarán alertas sobre cambios notables en los patrones de la información.

La analítica en tiempo real se convierte en una necesidad a medida que la transformación digital modifica los modelos de negocio. Marketing, ventas, operaciones…son muchas las áreas en la empresa que utilizan dispositivos móviles y esperan datos in situ.

El sector de la analítica de Big data evoluciona hacia una tecnología generalizada y sus capacidades se integrarán en las herramientas actuales de Business Intelligence, la analítica y la ciencia de datos.

Se espera que la monetización de la información sea un tema candente, dado que las organizaciones ya aprecian el valor de la información. El paso siguiente es maximizar el beneficio económico de esos datos porque la capacidad para obtener valor de la información será una parte integral de la estrategia en el ecosistema empresarial digital.

La seguridad de la información y la privacidad siguen siendo esenciales en el sector de la analítica. La inquietud acerca del manejo adecuado de los datos irá en aumento. Utilizar tecnología obsoleta conlleva riesgos, por lo que también veremos que se presta atención a la actualización de soluciones seguridad de la información.

Empiezan a surgir experiencias inmersivas de analítica que ofrecen formas inimaginables de interactuar con la información, basadas en las capacidades de la realidad virtual y aumentada, y aplicables a la arquitectura, la asistencia sanitaria, el diseño industrial, la distribución... 

Los retos que vamos a encontrar este año en analítica están más relacionados con habilidades y conocimiento que deberán asentarse entre los empleados, con el objetivo de que el cambio tecnológico siga su curso. En este sentido, la organización debe dedicar tiempo a sus empleados, a mantenerlos formados sobre las posibilidades que la analítica de datos supone para su trabajo y, por su puesto, para el negocio. 

 

Víctor Carralero, director de Analytics IBM España

 

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos