Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Consejos para gestionar una PYME durante las vacaciones

  • Actualidad

digitalizacion pyme empresa

También es verano para las PYMES y sus trabajadores tienen vacaciones: hay que hacer el mismo trabajo con menos recursos y conseguir que la calidad no se resienta. Quizás este año no haya tiempo para reaccionar, pero los expertos de Datisa están convencidos de que, con estas recomendaciones, la gestión no se resiente durante esta época.

  Quizá te interese...

Para Datisa, es fundamental disponer de una serie de soluciones tecnológicas, herramientas que facilitan el acceso y manejo de la información desde cualquier lugar y en cualquier momento. De ayuda, sin duda, son los sistemas ERP o de gestión cloud que ayudan a que los recursos se distribuyan y organicen de la forma correcta pero, además, ofrece estas cinco recomendaciones:

Asumir la tecnología como parte del día a día en la gestión de la empresa. No sirve de nada recurrir a determinadas soluciones -de emergencia- para cubrir el vacío que pueda producirse durante las vacaciones. La tecnología es ya protagonista en los procesos clave, y también en los menos estratégicos, de cualquier organización. Por lo tanto, si programamos con suficiente antelación, la tecnología será nuestra aliada, también durante las vacaciones.

Saber delegar en otros. Es algo que tanto los directivos o responsables de área, como el resto de los colaboradores que forman parte de la compañía, deben aprender. Todos, debemos tener un “alter ego”, alguien en quién poder confiar aspectos o tareas que estén programadas para su ejecución en nuestra ausencia. En este caso, la tecnología también ayuda al automatizar, prácticamente todos los procesos y al incluir alertas a modo recordatorio para evitar que se nos pasen por alto, tareas o fechas importantes.

Acceder fácilmente a la información. Está claro que descansar implica también “desconectar” mentalmente de la rutina del día a día. Sin embargo, esa desconexión mental no tiene porqué implicar una desconexión real, efectiva. Es decir, que poder acceder a la información relevante o a datos concretos en cualquier momento, aporta la tranquilidad necesaria para disfrutar del descanso, sabiendo que la tecnología disponible permitirá acceder cuándo y desde dónde se quiera a la información necesaria para tomar -si procede- cualquier decisión estratégica.

Disponer de herramientas para el análisis y el control. A veces, alejarse del día a día, de la actividad ordinaria permite tomarse el tiempo preciso para analizar los resultados obtenidos durante el año, o, simplemente, dibujar una imagen de la compañía durante períodos concretos. En este caso, las soluciones ERP facilitan la realización de informes, estadísticas, historiales y reportes de carácter financiero, comercial, de producción, etc. para agilizar las labores de análisis y control que, a su vez, ponen a los responsables de la organización, en una mejor disposición para conocer, no solo, la situación real, sino las causas que han podido provocar dicha situación -positiva o negativa- y actuar en consecuencia.

Intercambiar y compartir. Aunque estemos de vacaciones el mundo no se detiene. Ni la empresa, ni la competencia, ni los negocios. Por eso, es importante, al menos, disponer de los recursos suficientes como para poder intercambiar y compartir información siempre que sea necesario. Es decir, por un lado, la conexión a la Red y, por otro, los dispositivos móviles adecuados, ya sean smartphones, tablet o portátiles. En la era de la digitalización, saber que podremos intercambiar información en un momento concreto, aún estando a miles de kilómetros de la oficina o del Datacenter en el que se alojan nuestros datos, nos da la tranquilidad necesaria para poder descansar sin sobresaltos, durante las vacaciones.