Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Un mercado único digital podría aportar 415.000 millones de euros a la economía de la UE

  • Estrategias digitales

Junker_comision Europea

La Unión Europea no quiere perder la oportunidad de negocio que representan Internet y las Nuevas Tecnologías, un sector que podría aportar 415.000 millones euros al año a la economía de la UE.

Consciente de las dificultades con las que tiene que lidiar las empresas tecnológicas (sólo un 15% de los europeos compra online en otros países de la UE y sólo el 7% de las empresas de Internet realiza ventas transfronterizas) la Comisión Europea acaba de presentar sus planes para la creación de un mercado único digital.

“El objetivo del mercado único digital consiste en derribar los muros reglamentarios y, en última instancia, pasar de 28 mercados nacionales a un mercado único”. Según datos de la Comisión, un mercado único digital “plenamente funcional” podría aportar 415.000 millones euros al año a la economía de la Unión Europea, además de permitir la creación de miles de nuevos puesto de trabajo.

En palabras del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, “hoy sentamos las bases para el futuro digital de Europa. Quiero ver redes de telecomunicaciones continentales, servicios digitales transfronterizos y una oleada de empresas emergentes innovadoras. Quiero que todos los consumidores reciban las mejores ofertas y que todas las empresas accedan al más amplio mercado en cualquier lugar de Europa. Exactamente hace un año, prometí convertir el mercado único digital pleno en una de mis principales prioridades. Hoy se hace realidad esa promesa”.

Andrus Ansip, vicepresidente responsable del mercado único digital, afirma que “nuestra estrategia es un ambicioso y necesario programa de iniciativas dirigido a sectores donde la UE puede marcar la diferencia. Prepara a Europa para recoger los frutos del futuro digital y otorga a los ciudadanos y las empresas las libertades en línea para beneficiarse plenamente del enorme mercado interior europeo. Las iniciativas están interrelacionadas y se refuerzan mutuamente. Deben llevarse a cabo rápidamente para contribuir mejor a la creación de empleo y al crecimiento. La estrategia es nuestro punto de partida, no la meta”.

Por su parte, Günther H. Oettinger, comisario economía y sociedad digitales añade que “nuestras economías y sociedades se están volviendo digitales. La prosperidad futura dependerá en gran medida de que efectuemos correctamente esta transición. Europa tiene puntos fuertes en los que basarse, pero también trabajo por hacer, en particular para asegurarse de que sus industrias se adaptan y sus ciudadanos hacen pleno uso del potencial de los nuevos bienes y servicios digitales. Tenemos que prepararnos para una sociedad moderna, y presentaremos propuestas que equilibren los intereses de los consumidores y de la industria”. 

Redacción