Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El sector industria quiere mejorar la experiencia del cliente con sus procesos de digitalización

  • Estrategias digitales

cliente_mundo_personas_CRM

El 68% de las empresas de fabricación e ingeniería confían en el cambio que propone Industria 4.0, sobre todo por las ventajas que puede suponer la mejora de la experiencia del cliente, según Interoute.

  Quizá te interese...

Un estudio encargado por Interoute revela que el 68% de las empresas de fabricación e ingeniería confían en impulsar los cambios ligados a la transformación digital del sector, agrupados bajo el concepto de Industria 4.0, una cifra superior a la de todos los demás sectores industriales analizados, y por encima de la media en Europa, que se sitúa en el 61%.

Mejorar la experiencia del cliente es sin lugar a dudas la principal ambición de los fabricantes a la hora de plantearse la transformación. De hecho, el 49% de los participantes en el estudio reconocen que es el principal objetivo de sus programas de transformación digital. Fabricantes y empresas de ingeniería destacan la importancia de la experiencia percibida por el cliente, incluso por encima de otras sectores como el de servicios jurídicos (32%) o el de viajes y transporte (38%).

Cada vez más, los fabricantes necesitan una red troncal digital que proporcione la conectividad y haga posible un mayor grado de colaboración a lo largo de toda la cadena de suministro, además de contribuir a que la experiencia de compra resulte más satisfactoria para los consumidores.

Según el estudio, el concepto de Industria 4.0 está fortaleciendo la capacidad de los fabricantes para automatizar la cadena de suministro e implementar fábricas inteligentes basadas en el intercambio de datos en tiempo real. Al mismo tiempo, el aumento de la personalización y el recurso a la tecnología más avanzada para ofrecer nuevas experiencias al consumidor está impulsando también la necesidad de una mayor colaboración con socios y proveedores. Para mantener el flujo de nuevas ideas y acelerar el desarrollo de productos, los fabricantes e ingenieros necesitarán innovar y subcontratar ciertas áreas. 

Para seguir avanzando, las empresas de este sector deben flexibilizar las estructuras organizativas y facilitar el cambio uno de los mayores desafíos de cara a la transformación digital.