Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Kaspersky mudará los datos de sus clientes a un DataCenter en Suiza

  • Seguridad

centro de datos_datacenter

La firma de seguridad Kaspersky reacciona ante las acusaciones de espionaje para el estado ruso con un plan para trasladar los datos de sus clientes a un nuevo centro de datos en Suiza. De esta forma la compañía pretende contrarrestar la pérdida de confianza por parte de sus clientes.

  Quizá te interese...

La empresa Kaspersky Lab, una de los proveedores de seguridad más destacados a nivel mundial, continúa negando las acusaciones de colaborar con los servicios de espionaje rusos, que le valieron el veto de su software en las administraciones de Estados Unidos y Reino Unido, y una pérdida de reputación a nivel mundial. Esta desconfianza proviene del hecho de que las empresas rusas están obligadas por ley a colaborar con las agencias de inteligencia y con las encargadas de hacer cumplir la ley, lo que hace muy difícil garantizar la seguridad de los datos almacenados en sus instalaciones, que en el caso de Kaspersky están ubicadas en Rusia.  

Estas condiciones despertaron la desconfianza de las agencias de inteligencia de todo el mundo, quienes sugirieron que la firma rusa había estado recopilando datos confidenciales de sus clientes, que podrían haber acabado en manos de su Gobierno. Algunas voces apuntaban a que existía una puerta trasera en el software que facilitaba el acceso a los servicios de espionaje rusos, algo que ha sido desmentido firmemente por la compañía.

A raíz de esto la empresa está viendo cómo la confianza de sus clientes está mermando, por lo que pretenden responder de manera que sus clientes vean garantizada la seguridad de sus sistemas y los datos que alojan. El Vicepresidente de Asuntos Públicos de Kaspersky Lab, Anton Shingarev, declaró al Financial Times que la compañía debe “mostrarles a los clientes que los tomamos en serio”. Y, para ello, han diseñado un plan para migrar todos los datos de sus clientes de Europa, Norteamérica, Singapur, Corea del Sur y Japón a unas nuevas instalaciones en Suiza. Este nuevo centro de datos se construirá en Zurich, costará algo más de 16 millones de dólares y su puesta en marcha está prevista para finales de 2019. Además, pretenden trasladar a Suiza a su equipo de programación, donde va a abrir un centro de transparencia para que entidades extranjeras puedan verificar la fiabilidad en el desarrollo e implantación de su software. Además, pretenden crear una organización independiente para supervisar la implementación de nuevos procesos en la compañía. La elección de este país se basa en su estricta normativa sobre la privacidad de los datos, con lo que pretenden ofrecer las máximas garantías a sus clientes.

El cofundador y CEO de la empresa, Eugene Kaspersky declaró que: "En una industria en constante cambio como la nuestra, debemos adaptarnos a las cambiantes necesidades de nuestros clientes, partes interesadas y socios. La transparencia es una de esas necesidades, y es por eso que hemos decidido rediseñar nuestra infraestructura y trasladar nuestras instalaciones de procesamiento de datos a Suiza. Creemos que tal acción se convertirá en una tendencia mundial para la seguridad cibernética, y que una política de confianza se popularizará en toda la industria como un requisito básico clave ".

Este plan, que acaba de ser confirmado, parece una estrategia adecuada para enfrentar los problemas en los que se ha visto involucrada esta gran empresa, y podría generar una tendencia para garantizar la seguridad de los datos de otras compañías. No en vano Suiza es una de las localizaciones en las que otras grandes empresas internacionales, como Google, están afincando algunas de sus infraestructuras críticas y de investigación más avanzadas.