Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La digitalización en el sector del automóvil: para lo bueno y para lo malo...

  • Actualidad

coche del futuro-negativa

Cinco grandes tendencias, entre ellas la transformación digital, impactarán en la industria de fabricación de automóviles configurando un mercado completamente diferente para 2030. En general, habrá más innovación, pero menos márgenes, más competidores y un parque de coches más reducido.

El mercado del automóvil está inmerso en una transición especialmente sensible para los fabricantes y proveedores tradicionales, que tendrán que realizar grandes inversión en innovación en un mercado con unos márgenes cada vez más estrechos y con más competidores que nunca, según el estudio ‘Eascy: las cinco dimensiones que transformarán el sector de Automoción’, que acaba de hacer público PwC.

Quizá te interese...

¿Cómo tener un puesto de trabajo productivo? (IT Webinar)  

Operaciones cognitivas: IA para la gestión de operaciones de IT

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Recomendaciones para abordar un proceso de transformación digital

 

El mercado de automoción cambiará de forma espectacular en 2030 como consecuencia del impacto del transporte compartido y del desarrollo tecnológico. En Europa se espera que el parque de vehículos se reduzca un 25% -de 280 millones a 200 millones de unidades- y en Estados Unidos un 22% -de 270 a 212 millones de coches en 2030-.

El estudio recoge las cinco grandes tendencias que afectarán al sector en los próximos años: la consolidación del modelo de transporte compartido, y la irrupción del coche autónomo, eléctrico, conectado y donde los modelos se actualizarán  anualmente.

La combinación de estas tendencias va a dar lugar a escenarios aparentemente contradictorios como, por ejemplo, que el stock de vehículos se reduzca en algunos mercados -Europa y EEUU- y, al mismo tiempo, crezca sustancialmente el número de matriculaciones. Un efecto que se explica por un uso mucho más intensivo de los vehículos y una reducción sustancial de su vida media, explica el documento.

En Europa, por ejemplo, se estima que el número de matriculaciones podría crecer un 34% hasta 2030, de 18 a 24 millones de unidades. Y en Estados Unidos un 20%, hasta los 21,6 millones de vehículos. En China, dada su particular situación de mercado con un importante aumento de la población y en pleno proceso de urbanización, sí se prevé un incremento tanto de las matriculaciones -un 30% más hasta los 35 millones- como del parque de vehículos, que alcanzará las 275 millones de coches en 2030.

En opinión de Manuel Díaz, socio responsable del sector de automoción en PwC, “en el futuro todos los agentes del sector deberán afrontar un profundo periodo de transformación y, por ejemplo, no podrán centrar sus modelos de negocio solo en los procesos de producción y venta y tendrán que orientarlos, también, hacia los distintos tipos de usos y a todo el ciclo de vida del coche”.