Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La falta de competencias tecnológicas ralentiza a las compañías minoristas

  • Actualidad

retail tecnologia

El mercado de retail se está encontrando con un problema: la falta de competencias en sus departamentos de TI están echando el freno al desarrollo de la innovación y a la adquisición de ventajas competitivas. Es la conclusión al que ha llegado un nuevo estudio encargado por Claranet.

  Quizá te interese...

Este estudio, que ha contado con la participación de 121 retailers a lo largo de Europa, reconoce el importante papel que desempeñan de los departamentos de TI a la hora de dar soporte a objetivos globales de la empresa e impulsar el cambio organizativo. Sin embargo, también pone de manifiesto que la falta de competencias está limitando su potencial.

Las cifras hablan por sí solas. El 36% de los participantes en este informe considera que potenciar la agilidad del negocio es un objetivo clave para el departamento de TI. Otro 30% identifica como prioridad principal asistir a la empresa en la generación de ingresos. Estos objetivos se ven torpedeados en muchos casos por la falta de competencias.

Este obstáculo está incapacitando a una significativa parte de las empresas del sector. Concretamente el 25% de los encuestados manifiesta que éste ha sido el mayor reto al que se ha enfrentado el departamento de TI. El 30% declara que fue la principal barrera a la hora de aplicar cambios tecnológicos que afectaban al conjunto de la empresa. Y casi la mitad (un 48%) menciona una falta general de competencias digitales a lo largo de toda la empresa.

Los resultados del estudio subrayan la necesidad de que estas empresas corrijan estas deficiencias mejorando la cualificación de sus equipos de TI y externalizando áreas de sus parques de TI para poder dedicarse a objetivos centrales.

La falta de competencias no es el único problema. De hecho, los líderes TI del mercado minorista se enfrentan a un amplio rango de obstáculos, desde la falta de apoyo ejecutivo hasta limitaciones presupuestarias.