Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Amazon continúa con su ascenso imparable al crecer un 39%

  • Actualidad

amazon

Amazon continúa con su ascenso imparable. Por lo menos eso es lo que se desprende de sus resultados económicos correspondientes al segundo trimestre en el que vio crecer su facturación en un 39%. Esto se ha debido al buen comportamiento tanto de su negocio tradicional, las ventas online, como de sus servicios en la nube.

  Quizá te interese...

Amazon continúa con su ascenso. Y es que la compañía que preside Jeff Bezos vio incrementar su facturación en un 39% en el segundo trimestre fiscal hasta alcanzar los 52.890 millones de dólares. En el segundo trimestre de 2017, Amazon logró unos ingresos netos de 37.960 millones de dólares.

En cuanto al beneficio neto, éste también fue positivo. En total se situó en los 2.530 millones de dólares, o 5,07 dólares por acción, lo que supone una fuerte subida si se comparan los resultados con los del año anterior, donde el beneficio neto se situó en 197 millones de dólares, o 40 centavos por acción.

Mención especial para Amazon Web Services, la división cloud del retailer, que está luchando por liderar este mercado. En total el negocio de servicios en la nube de Amazon creció un 49% hasta situarse en los 6.110 millones de dólares. Estos resultados superaron las mejores previsiones de la compañía que cifraban la facturación de Amazon Web Services en 6.000 millones de dólares.

Amazon continúa dominando un mercado a pesar de todos los obstáculos a los que está haciendo frente, como puede ser la guerra declarada del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha acusado al retailer en más de una ocasión de ser responsable de la destrucción de miles de puestos de trabajo en Estados Unidos, el impacto que puede tener en su negocio la guerra comercial que mantiene Estados Unidos y China, o las huelgas de sus empleados en algunos países como España, Alemania o Polonia.