Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Sevilla, más inteligente y segura que nunca en Semana Santa

  • Casos de éxito

Sevilla

Ayer hemos podido conocer cómo la tecnología de smart city ha mejorado la gestión y la seguridad de la ciudad de Sevilla durante la celebración de la Semana Santa. El Ayuntamiento de la ciudad ha trabajado durante casi un año con Cisco, Bosch y Ferrovial y otras compañías para conseguirlo.

  Quizá te interese...

La colaboración del Ayuntamiento de Sevilla, junto con Bosch y Ferrovial, entre otras compañías, ha hecho posible que se probase durante la Semana Santa un innovador sistema de control de afluencia de personas y de iluminación inteligente, con capacidad para contabilizar el número de asistentes congregados en una zona, establecer los patrones de biodinámica de las masas, presentar en tiempo real toda la información del sistema de urbanismo de la ciudad y hasta de realizar reconocimientos faciales casi instantáneos.

La infraestructura inteligente constaba de más de 100 cámaras de vídeo de alta resolución distribuidas por los puntos estratégicos de los recorridos de las hermandades, y de una plataforma de ciudad digital que controla todo en remoto y mediante una pantalla visual ubicada en el centro de control del Ayuntamiento.

Dotadas con inteligencia embebida, las cámaras de última generación pudieron facilitar tanto datos de afluencia de personas como de vehículos, el nivel de aforo de calles o plazas y detectar aglomeraciones o incidencias como personas corriendo o vehículos circulando en sentido contrario. El avanzado sistema de telecomunicaciones, además de conectar todos los dispositivos, permitió también seguir a las hermandades mediante GPS en todo momento.

Asimismo, el sistema de información de urbanismo permitía saber en todo momento datos tan útiles como la posición de los hidrantes más cercanos a un incendio, la anchura mínima de rodadura de cualquier calle, la carga máxima de personas por tramo de calle o la posición por GPS de las hermandades.

Por otro lado, los responsables del operativo de seguridad también pudieron regular el alumbrado público en zonas específicas de la ciudad. Con distintas posibilidades y pulsando un botón: iluminación blanca; de máxima intensidad en caso de alerta; o, como fue el caso, luz tenue y amarillenta, la más demandada por las cofradías para emular las procesiones del S.XVIII.

Para ello, se utilizaron cerca de 200 luminarias LED instaladas por Ferrovial en las once zonas del centro histórico más frecuentadas por las hermandades. Sin alterar el urbanismo y controladas también desde la plataforma digital instalada en el Centro de Control de Operaciones para tomar decisiones informadas.

Esta plataforma inteligente integró -en tiempo real- la información de todos los servicios monitorizados, incluyendo las imágenes captadas por las cámaras y los datos de conteo, así como la iluminación inteligente con el nivel deseado de intensidad y color.