Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El mercado de bio-disolventes superará los 8.000 millones de dólares en 2020

  • En cifras

Crecimiento

La consultora Frost & Sullivan estima que esta industria tendrá una tasa compuesta de crecimiento anual del 7,6% desde 2015 hasta 2020.

Las estrictas regulaciones que frenan los compuestos orgánicos volátiles (COV) y el aumento de la preocupación por los contaminantes del aire peligrosos a partir de disolventes a base de petroquímicos, como glicoles y éteres, están impulsando a las industrias a cambiarse a los disolventes de base biológica. De hecho, la creciente aceptación de estos disolventes, especialmente en pinturas y recubrimientos, tintas de impresión y el sector farmacéutico, está aumentando su ámbito de aplicación a las nuevas industrias. Tanto es así que la consultora Frost & Sullivan estima que el valor total de mercado de los disolventes de base biológica llegará a los 8.300 millones de dólares en 2020 a una tasa compuesta de crecimiento anual de 7,6% desde 2015 hasta 2020.

Ahora bien, la actual falta de tecnologías eficientes y diseños de las plantas optimizadas para el procesamiento a gran escala de biomasa están afectando la producción de soluciones de base biológica. Además, la industria se enfrenta al reto de encontrar una combinación correcta de criterios para seleccionar disolventes para aplicaciones específicas. No obstante, y como afirma Isaac Premsingh, analista de investigación senior de Techvision, “a pesar de los problemas de producción, el creciente número de regulaciones que dictan la necesidad de alternativas favorables al medio ambiente en los disolventes a base de materias primas de petróleo impulsará los avances en las tecnologías de producción de bioquímicos rentables”.

Estos desarrollos de procesos permitirán soluciones de base biológica para competir con disolventes tradicionales en términos de rendimiento, con significativo valor agregado y baja toxicidad. De hecho, empresas de tecnología e institutos de investigación ya han empezado a invertir fuertemente en asegurar la biodegradabilidad de los disolventes y el vertido cero.

“Los organismos de financiación están volcando su atención en los proyectos dedicados a la formulación de disolventes de base biológica para plásticos, materiales compuestos y productos químicos verdes utilizados en la industria farmacéutica. Ellos también están asignando importantes inversiones para el descubrimiento de las versiones renovables de disolventes orgánicos tradicionales”, comenta Premsingh. Esta proliferación de programas de investigación y la creciente participación de los gobiernos y las instituciones privadas, según Frost & Sullivan, reflejan la huella de la expansión de los disolventes de base biológica y la gran repercusión que tendrán en las operaciones industriales en el largo plazo.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Hiperconvergencia, la evolución del Data Center

3 síntomas de que su virtualización está muerta

Cloud: Seguridad, Desmaterialización y Compliance

5 consideraciones para garantizar la recuperación de datos

Cómo optimizar tu marketing con la regla del 5x5

Las apps cloud y su seguridad retan al departamento TI

Estudio y guía metodológica sobre Ciudades Inteligentes

Ciberataques dirigidos en España y otros países europeos

Competencias digitales en la empresa española

Suscríbete a nuestro Newsletter

* Todos los campos son requeridos