Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La realidad virtual y aumentada también pueden esconder brechas de seguridad

  • Seguridad

realidad virtual 2

Según Panda Security, las compañías y organismos públicos que empiecen a trabajar con esta tecnología deberán preguntarse cómo pueden defenderla de potenciales ciberataques.

Panda Security ha alertado sobre los peligros para la seguridad que puede entrañar la realidad virtual y aumentada. Se trata de una tecnología que no es nueva, pues los primeros experimentos tuvieron lugar en 1960, pero por aquellos entonces nadie creyó en una tecnología que parecía más ciencia ficción que algo posible. El segundo intento fue en los 90, cuando Nintendo y Sega competían por crear videojuegos basados en la realidad aumentada, pero ninguna de las dos compañías llegó a lanzar sus consolas al mercado, por falta de interés en los consumidores. No obstante, todo cambió con el lanzamiento de las Oculus Rift, que poco después compró Facebook; y a la que siguió Sony, con un sistema similar para la PlayStation IV, y luego Microsoft, con las HoloLens.

  Quizá te interese...

Ahora bien, los orígenes de esta tecnología, muy cercanos al desarrollo del Internet de las Cosas, hace que se trate de un caldo de cultivo ideal para que los ciberdelincuentes encuentren un sinfín de brechas de seguridad. De hecho, según Panda Security, en un futuro cercano podríamos oír hablar de ataques generados desde una red de gafas de realidad virtual, o ataques a usuarios de estos dispositivos. En palabras de Hervé Lambert, Retail Global Consumer Operations Manager de la compañía, “al igual que hace unos meses unos hackers consiguieron ‘tumbar’ algunas de las webs y aplicaciones online más importantes del mundo como Netflix, New York Times o Spotify, infectando una red de cámaras conectadas al IoT, no sería de extrañar que en un futuro cercano oigamos hablar de ataques generados desde una red de gafas de realidad virtual, o ataques a usuarios de estos dispositivos”, señala el directivo.

Sin embargo, los usos de la realidad virtual van más allá del ocio y el entretenimiento. En el entorno empresarial, se está convirtiendo en una herramienta indispensable para muchos sectores. Por ejemplo, permite que los arquitectos visualicen el prototipo de un edificio en tiempo real, o que se pueda hacer la compra en unos grandes almacenes sin salir de casa. Las consecuencias de la manipulación en remoto de estos dispositivos serían drásticas, según la empresa. Sólo hay que pensar en lo que podría ocurrir si unos hackers modificasen la imagen virtual del plano de un edificio o la ubicación de una herida en el cuerpo de una persona.

Por eso, a juicio de esta compañía, se deben tomar muchas decisiones para que todo el sector que desarrolla dispositivos de realidad virtual fabrique máquinas seguras. Por ello, las organizaciones y entidades públicas que empiecen a trabajar con esta tecnología deberán preguntarse qué software pueden usar para defenderla de potenciales ciberataques, y si merece la pena trabajar con dispositivos que no cuentan con la seguridad suficiente para los usuarios.

 

Recomendaciones que te puedan interesar…

Plan Digital 2020: La digitalización de la Sociedad Española

Apps móviles: ¿listas para dar la mejor experiencia de usuario?

El coste de incumplir el gobierno de la información

GDPR: ¿dónde están los datos a proteger?

¿Cómo ser el mejor en Internet?

Almacenamiento Flash

7 métricas para crear mejor software y más rápido

Manual de analítica móvil

Tres elementos esenciales de TI para la pymes