Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Cada cuatro segundos surge un nuevo malware para Windows

  • Seguridad

seguridad malware

Según un informe elaborado por G Data, más de 7,4 millones de nuevas amenazas verán la luz en 2017, de las cuales una parte destacada corresponden a ataques de ransomware, que experimentarán un enorme incremento este año.

En 2016, los expertos en ciberseguridad de G Data Software registraron 6,83 millones de nuevos códigos maliciosos, un 33% más que en 2015. A pesar de la preocupante cifra registrada, todo parece indicar que este año será aún peor. De hecho, según el fabricante, esta tendencia creciente se ha mantenido durante el primer trimestre del año, donde se ha superado la cifra de 1,85 millones de nuevas amenazas; es decir, un nuevo malware cada 4,2 segundos y un 72% más que en ese mismo primer trimestre de 2016. Con esta perspectiva, el fabricante estima que más de 7,4 millones de nuevas amenazas verán la luz este año.

Quizá te interese...

GDPR: ¿dónde están los datos a proteger?

Verifica las herramientas con las que pruebas tus apps móviles

Internet de las Cosas: hoy y mañana

Optimiza tus canales digitales

En concreto, y según la información que maneja G Data, en el primer trimestre del año el ransomware alcanzó el mismo volumen que en toda la segunda mitad de 2016. A pesar de que su porcentaje respecto al total de las amenazas no es especialmente grande, sigue causando estragos severos en negocios y particulares. Sucede lo contrario con el adware, que en este primer trimestre de 2017 ha aglutinado el 14% de todas las nuevas amenazas registradas por G DATA Security Labs, pero cuyos efectos resultan mucho menos dramáticos.

Así lo explica Ralf Benzmuller, responsable de G Data Security Labs: “El ransomware aglutina una buena parte de los daños provocados por el malware, aunque su proporción respecto al total de las amenazas es pequeña. Todo lo contrario sucede con el adware. Es un tipo de malware mucho más extendido, aunque sin duda es menos mediático y sus efectos menos dramáticos que los provocados por el ransomware”, sentencia el directivo.