Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La tecnología redefine la nueva relación empresa-sociedad

  • Actualidad

pyme digitalizacion

La consolidación de las nuevas tecnologías está ayudando a transformar el papel de las compañías y su forma de relacionarse con la sociedad, según un estudio de Accenture.

El estudio “Redefine tu compañía y su interrelación con la sociedad: Liberando la empresa inteligente” sostiene que los rápidos avances tecnológicos, como los propiciados por inteligencia artificial, la analítica avanzada y la nube, están permitiendo no sólo que las compañías no solo creen productos y servicios innovadores, sino que también cambien la vida y el trabajo de las personas. Esto, a su vez, está transformando las relaciones de las compañías con sus clientes y sus socios empresariales.

Quizá te interese...

¿Cómo tener un puesto de trabajo productivo? (IT Webinar)  

Operaciones cognitivas: IA para la gestión de operaciones de IT

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Recomendaciones para abordar un proceso de transformación digital

 

Según la consultora, a través de la tecnología, las compañías se están integrando perfectamente en la sociedad, lo que lleva a pensar que “la esfera empresarial y social, al igual que la física y digital, están confluyendo rápidamente. La transformación digital conlleva un cambio cultural y social. Los consumidores, clientes y ciudadanos tienen cada vez mayores exigencias en todos y cada uno de estos planos. Por eso es fundamental trabajar de manera responsable colaborativa y líquida”, explica Adán Plaza, Managing Director de Accenture Techology España, Portugal e Israel. 

En este sentido, el informe señala que la transformación tecnológica es única, ya que por primera vez el cambio se da en dos direcciones: personas que no sólo están utilizando productos y servicios de las empresas, sino que a su vez les están facilitando información y acceso a sus datos. Este nivel de “innovación integrada” y de grado de confianza exige una relación más profunda, una verdadera asociación basada no solo en los productos de las compañías, sino también en sus objetivos y valores. Además, dicha asociación bidireccional trae consigo nuevas responsabilidades por parte de los consumidores, de las empresas colaboradoras y de la sociedad en general, lo que requiere de un liderazgo y compromiso desde arriba.

Las empresas inteligentes son conscientes de que estas nuevas expectativas sociales pueden convertirse en una fortaleza empresarial, señala el documento. Es por ello que están empleando el mayor número de interacciones de que disponen para desarrollar asociaciones con clientes, empleados, autoridades y público en general, lo que expande su ámbito de actuación más allá del consumidor o del sector minorista.