Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

El 10% de las empresas españolas tiene como prioridad estratégica una fusión o adquisición en 2018

  • Actualidad

Adquisiciones Compras

Las óptimas condiciones de financiación, la mejora del sentimiento empresarial gracias a la consolidación del crecimiento económico, el interés inversor y el fuerte apetito de las empresas para seguir creciendo son los cuatro factores clave que este año impulsarán otra vez en España la actividad de fusiones y adquisiciones.

Quizá te interese...

DevOps: cómo fomentar la agilidad de tu negocio

Principales retos de los CIO en un mundo cloud nativo

Gestión de vulnerabilidades (IT Webinar) 

Dominando la complejidad operativa de las aplicaciones IoT

El estudio "Consolidación de las fusiones y adquisiciones en España en 2018", de KPMG, muestra que el apetito inversor y las facilidades de financiación impulsarán la actividad de fusiones y adquisiciones (M&A, en sus siglas inglesas) en 2018, según queda reflejado en las respuestas de los 193 directivos españoles (de un total de 1900 encuestados por KPMG en colaboración con la CEOE) que contemplan el crecimiento a través de adquisiciones.

El 63% de las operaciones previstas en 2018 serán adquisiciones. Los objetivos de los directivos encuestados a partir de estas compras serán consolidar la cuota de mercado (51% de las respuestas), aumentar la expansión geográfica (47%) y aprovechar buenas oportunidades (47%).

A continuación, figuran las joint-ventures o alianzas que representarán el 22% de las operaciones, como vía para acceder a nuevos mercados o clientes. Y, finamente, un 15% serán operaciones de desinversión de activos, porcentaje que refleja que, en gran medida, las empresas ya se despojaron de muchos activos no estratégicos durante los años de crisis para fortalecer sus balances.

Según el estudio, los sectores más activos en M&A en 2018 a la hora de dar prioridad estratégica al crecimiento inorgánico, serán los de distribución y consumo, industria, banca y energía.

El acceso a la financiación para llevar a cabo fusiones y adquisiciones es una de las grandes ventajas que plantea la actual situación de tipos bajos, recuperación económica y estabilización del sector financiero tras los años de la crisis. La banca constituye, como reflejan las respuestas de los directivos encuestados, la principal fuente de financiación para la mayoría de las empresas, especialmente la banca española, a la que acudirán casi 7 de cada 10 directivos para financiar sus transacciones en 2018.

En este sentido, los encuestados perciben que las entidades financieras se encuentran dispuestas a financiar operaciones. El 67% de los encuestados considera que los bancos tienen un apetito fuerte (37%) y moderado (42%).

En 2017 ya se vio una intensa actividad en M&A y mientras que el número operaciones en España creció un 6%, según Thomson Reuters, el volumen de inversión por parte de inversores nacionales y extranjeros se disparó un 162% en relación al año anterior, siendo la aportación de la inversión extranjera de 50.000 millones de euros.