Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La UE obligará a las tecnológicas a entregar datos a la policía en menos de diez días

  • Actualidad

Unión Europea

En casos de extrema urgencia, el plazo se acortará a las seis horas. La nueva normativa que quiere aprobar la UE sólo se aplicará en aquellos casos donde los delitos conlleven penas de cárcel de, como mínimo, tres años. En los casos de delito cibernético, no se requerirá un mínimo de penas.

  Quizá te interese...

La Unión Europea va a aprobar una nueva legislación que obligará a compañías tecnológicas, como Google, Microsoft y Facebook, a entregar a las autoridades policiales de los países miembros de la Unión Europea, aquellos datos que le sean requeridos independientemente de dónde estén ubicados los centros de datos en los que estén almacenados.

¿Qué significa esto? Que bajo la nueva legislación los fiscales europeos podrán obligar a las tecnológicas a entregar datos, como correos electrónicos, mensajes de texto o fotografías almacenadas online, en otros países y en un plazo inferior a los 10 días. En casos de extrema urgencia, el plazo se acortará a las seis horas.

Para la Comisión Europea esta nueva legislación es imperativa, ya que, bajo la actual normativa, el tiempo que transcurre entre que se solicitan datos y se obtienen puede durar meses.

“La importancia de las pruebas electrónicas crece en los procesos criminales”, ha destacado Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, a Reuters. “No queremos permitir a los criminales y a los terroristas aprovechar las tecnologías de comunicación para evadir a la justicia y cometer actos criminales”.

Las conocidas como “fronteras digitales” han sido un auténtico quebradero de cabeza para muchos países que han visto cómo las grandes compañías operan en las llamadas redes cloud en grandes centros de datos. Esto permite a un individuo almacenar los datos en cualquier lugar, con lo que eso conlleva.

Esto ha provocado que, en algunas ocasiones, las autoridades policiales no hayan obtenido la ayuda de algunas compañías tecnológicas, que se han negado a facilitar los datos de algunos de sus usuarios basándose en que la protección y la privacidad son el eje de su estrategia.

Con esta nueva legislación, la UE busca una herramienta más para luchar contra el terrorismo, sobre todo yihadista, o contra la propagación de mensajes extremistas.

A pesar de lo que pueda parecer, la legislación sólo se aplicará en aquellos casos donde los delitos conlleven penas de cárcel de, como mínimo, tres años. En los casos de delito cibernético, no se requerirá un mínimo de penas.

Asimismo, la nueva Ley permitirá a las empresas impugnar la misma en caso de que se encuentren en un país en el que esté prohibido entregar información a una autoridad extranjera.