Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La productividad, principal factor que impulsa la compra de tecnología de colaboración

  • Actualidad

Blue Jeans videoconferencia

Según un estudio, las empresas españolas están optando por desplegar soluciones de colaboración, que son consideradas como fundamentales a la hora de abordar un proceso de digitalización. No obstante, todavía hay una infrautilización de esta tecnología, por lo que se está aprovechando todo su potencial.

  Quizá te interese...

Así de desprende de un estudio que ha realizado en España por IDC para Ricoh, para el que ha entrevistado a más de 200 empresas y administraciones públicas, de todos los tamaños y sectores. El 57% de los participantes reconocen que las tecnologías de colaboración son las principales iniciativas de transformación digital que han implementado en el último año en pro de conseguir ofrecer un mejor servicio y experiencia de cliente, así como ampliar la capacidad de innovar.

En cuanto a los beneficios que reportan este tipo de proyectos son, por este orden, mayor productividad (37%), más agilidad en la toma de decisiones (20%), una mejor conciliación personal/laboral (13%), una mejora de la seguridad (11%) y un ahorro en desplazamientos (10%).

Sin embargo, el estudio detecta que este tipo de soluciones están siendo infrautilizadas principalmente por dos razones: desconocimiento o falta de formación de los usuarios. De hecho, un 63% de las organizaciones sigue llevando a cabo sus reuniones de forma presencial, y más de la mitad de los encuestados declara que el uso de la videoconferencia se reduce a pocos usuarios dentro de la empresa. “Incluso los que declaran contar con sistemas de videoconferencia, afirman que el 71% de las reuniones se siguen haciendo de forma presencial o telefónica”, señala el documento.

En todo caso, su despliegue está avanzando y el estudio concluye que “las empresas españolas parecen haber comprendido que la digitalización requiere replantear por completo la forma de trabajar de las personas de forma conjunta”.