Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La transformación digital de las entidades financieras pasa por su conversión en plataformas abiertas

  • Estrategias digitales

Banca_pago online

Varios expertos de Indra analizaron en la jornada Digital Banking & Fintech Day 2017 los principales retos a los que se enfrenta la banca.

Las entidades financieras tradicionales evolucionan hacia un modelo de banca abierta, en el que la identidad digital desempeña un papel clave como garante de la seguridad de las transacciones y como habilitador de nuevos modelos de negocio. Ésta es una de las principales conclusiones que los expertos de Indra trasladaron a los asistentes a la jornada Digital Banking & Fintech Day 2017, organizada por el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) en Madrid. En concreto, varios expertos de la compañía enunciaron los principales retos que plantea la transformación digital en las entidades financieras, que están despertando un enorme interés en el mercado por su enorme impacto en el negocio.

Quizá te interese...

Impacto económico del desarrollo de aplicaciones de negocio con ServiceNow

Cómo seleccionar e implementar una solución de BI y Analítica

Informe sobre la responsabilidad ante el fraude electrónico

II Termómetro del mercado de medianas empresas en España

Los 20 principales proveedores de soluciones APM

Los expertos de Indra coincidieron en considerar la transformación digital, más que como una amenaza, como una oportunidad para mejorar la estructura de costes de las entidades e incrementar su capacidad de predicción en materia de análisis de riesgo. Además, resaltaron que propicia un grado de relación con el cliente nunca visto en el ámbito analógico: las entidades estarán en disposición de ofrecer mejores servicios en el momento preciso; esto es, cuando el cliente ha manifestado una necesidad concreta.

En este sentido, Mario Robredo, director de Innovación y Nuevos Negocios de Banca en Indra, subrayó el cambio que se producirá en el ecosistema bancario: “El banco digital es capaz de conectar tres elementos, la comunidad de generadores de productos y soluciones y los consumidores, la infraestructura tecnológica y los datos; mientras que la banca tradicional se caracteriza por un modelo completamente cerrado”. El modelo de banca abierta sitúa a la entidad financiera en el centro de un ecosistema en el que otros proveedores de servicios pueden innovar y ofrecer sus soluciones, lo que redunda, en última instancia, en una relación mucho más provechosa para los clientes finales del banco.

Por otro lado, la gestión avanzada del ingente volumen de datos que manejan las entidades financieras, gracias a capacidades analíticas y de Big Data, permitirá reformular su propuesta de valor. “El resultado será la mejora de la salud financiera del cliente y se traducirá en un conjunto de productos y servicios adaptados a sus objetivos vitales y totalmente orientados a garantizar su bienestar financiero”, aclaró Álvaro de Salas, director de Innovación y Nuevos Negocios de Banca en Indra.

Por su parte, Isabel González Hervás, directora de Tecnologías de Ciberseguridad en Minsait, compañía perteneciente a Indra, describió la escasez de soluciones que dan una respuesta integral a la cuestión de la identidad digital en la actualidad: “La mayoría de las tecnologías disponibles dan una respuesta funcional parcial y están muy limitadas a un uso concreto, como la identificación en redes sociales o la realización de un pago online. Un sector tan sensible como el bancario requiere de soluciones de la máxima confianza en materia de ciberseguridad, y que a su vez ofrezcan la mejor experiencia de usuario posible al cliente, siempre dentro del marco de la reciente regulación de la Unión Europea”, explicó.

Así las cosas, el proceso de autenticación adquiere en el ecosistema digital, a pesar de su carácter aparentemente transaccional, un rol primordial. Según González Hervás, “sin identidad digital no hay confianza, y sin confianza las entidades financieras no podrán realizar negocios de forma sostenible en Internet”, indicó. La legislación comunitaria ha reconocido esta nueva realidad y ha dotado de un marco regulatorio a un mercado que está preparado para abrazar el cambio y en el que el grado de madurez tecnológica va a permitir un desarrollo exponencial de las transacciones digitales.