Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Economía y Empresa trabaja en el anteproyecto de ley de digitalización del sistema financiero

  • Estrategias digitales

Ministerio de Economía y Empresa

El Ministerio de Economía y Empresa ha hecho público el texto del anteproyecto de ley de transformación digital del sistema financiera, en el que se incluye la regulación de un "Sandbox" o espacio controlado de pruebas dirigido a innovaciones financieras de base tecnológica.

  Quizá te interese...

La cartera que dirige Nadia Calviño ha iniciado el trámite de audiencia pública del anteproyecto de ley de transformación digital del sistema financiera, con el que se pretende recabar la opinión de los ciudadanos, organizaciones y autoridades interesadas hasta el próximo 7 de septiembre.

Según explica el comunicado, la nueva regulación pretende favorecer el proceso innovador eliminando obstáculos y articulando cauces ágiles y transparentes de colaboración entre las autoridades públicas y la iniciativa privada como motor principal de la innovación. Al mismo tiempo, se preservan los principios configuradores de la política financiera, asegurando que la transformación digital no afecta al nivel de protección a la clientela de servicios financieros, a la estabilidad financiera y a la integridad en los mercados, ni facilita de ningún modo la utilización del sistema financiero para fines ilícitos.

 “Con esta medida, España se suma a los países a la vanguardia tecnológica que cuentan con sistemas similares para acompañar la transformación digital del sistema financiero”, subraya el Ministerio en un comunicado.

Respecto a la principal de las medidas contempladas en el anteproyecto, el “Sandbox” o espacio controlado de pruebas, existe consenso internacional en considerar que este tipo de instrumentos puede ser de utilidad para todos los actores, y, en especial, para supervisores y legisladores en el ejercicio de sus funciones. En cuanto a su funcionamiento, se prevé que las pruebas se realicen bajo tres condiciones: vigilancia de las autoridades competentes, en particular los supervisores financieros; delimitación previa del alcance, duración y características de las pruebas, y máxima garantía para los participantes cuando la realización de las pruebas requiere la participación de clientes reales.