Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La seguridad se convierte en prioridad presupuestaria para el CIO

  • Seguridad

banca-ciberseguridad

Solo uno de cada cinco responsables de TI afirma estar bien preparado para un ciberataque, según la encuesta realizada por KPMG y Harvey Nash entre 3.958 CIO y responsables de tecnología se realizó entre el 20 de diciembre de 2017 y el 3 de abril de 2018, en 84 países. Este ámbito se convierte en prioritario en sus inversiones.

  Quizá te interese...

Según la mayor encuesta a responsables de TI (Tecnologías de la Información) de todo el mundo llevada a cabo por la consultora de reclutamiento Harvey Nash y la firma de servicios profesionales de KPMG, las amenazas contra la fiabilidad y la privacidad de los datos son una de las principales preocupaciones de los CIOs a pesar de que hay medidas para mejorar la seguridad de los datos de las empresas y sus clientes. Y esto está llevando a que la seguridad sea un área prioritaria de inversión.

Un 77% de los responsables de TI se muestran “muy preocupados” por la amenaza de la ciberdelincuencia organizada, una cifra que ha aumentado de forma vertiginosa, y solamente un 22% afirma estar preparado para un ciberataque.

Asimismo, la gestión del riesgo operativo y el cumplimiento normativo también se han convertido en prioridades significativamente crecientes (con un aumento del 12%).

La encuesta concluye que las organizaciones se encuentran en una situación delicada, ya que mantener el equilibrio entre el potencial de generación de ingresos por utilizar datos de sus clientes y la necesidad de privacidad y seguridad es uno de los principales obstáculos. Las empresas que logran este equilibrio con eficacia –organizaciones centradas en el cliente- son más proclives a declarar una mayor rentabilidad que sus competidores (38%). No obstante, la tendencia a la protección de los datos ha generado una enorme demanda de habilidades de seguridad y resiliencia, que experimentaron el mayor ascenso en cuanto a habilidades difíciles de cubrir, con un incremento interanual del 25%.

La transición digital, un reto
La transición a las plataformas y soluciones digitales está resultando ser un reto enorme para los CIO. Pese a que las organizaciones son conscientes de que contar con una estrategia digital eficaz es esencial para la seguridad de los datos, muchas de ellas revelan que siguen teniendo dificultades (el 78% declara que su estrategia digital sólo es moderadamente eficaz, o peor). Más de un 35% de las empresas no pueden contratar ni formar a las personas que necesitan con habilidades digitales. Y, casi una de cada diez (9%) considera que ni siquiera existe una visión o estrategia digital clara.

Las organizaciones que cuentan con un director de tecnología digital (CDO, por sus siglas en inglés) en dedicación exclusiva a este ámbito tienen más del doble de posibilidades de disponer de una estrategia digital clara y generalizada que los que carecen de él (44% frente a 21%). Además, el informe señala que las organizaciones más influyentes y exitosas son rigurosas a la hora de aportar valor a sus clientes y recibirlo de ellos, mientras que las que se centran en el cliente tienen un 38% más de probabilidades de lograr una mayor rentabilidad que las que no lo están.

Por último, la encuesta muestra que el liderazgo femenino en el área de TI sigue siendo bastante bajo, solamente en 2018 ha alcanzado un 12% frente al 10% del pasado año. Esta área parece estar muy dividida en lo que concierne al peso de la diversidad para el éxito del negocio. Casi una cuarta parte (24%) de los ejecutivos del área de TI manifiesta que la inclusión y la diversidad no inciden en la consecución de los objetivos de negocio. El 47% señala que tiene alguna influencia, y el 30% que produce un impacto en gran medida en los objetivos de la empresa.