Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La tecnología cloud gana terreno en el ámbito de la fabricación industrial

  • Cloud

cloud negocio

Las economías desarrolladas cuentan con la infraestructura, los recursos y la tecnología necesarios para adoptar el cloud en su espacio de fabricación, aunque una mano de obra envejecida y unos mercados fragmentados pueden suponer un freno.

La tecnología cloud es un facilitador importante de los procesos y operaciones globales de fabricación. De hecho, según el informe “Manufacturing in the Cloud”, publicado por Frost & Sullivan, tiene el potencial de mejorar todos los niveles de fabricación a través de la optimización de la cadena de valor, la mejora de la productividad, el análisis en tiempo real, la conectividad de los dispositivos, la comunicación transparente, la automatización, la centralización de datos, el almacenamiento y la reducción de costes.

"Los fabricantes habilitados para la conectividad, como Siemens, General Electric y Bosch, buscan abrazar nuevos modelos de negocio. Estas empresas ya no están buscando monetizar la nube como un mero producto. Su foco ahora está en proveer servicios impulsados ​​por datos que son manejados por su nube”, aclara Nandini Natarajan, analista de investigación senior de Industrial Automation & Process Control de Frost & Sullivan. Y agrega: “Al proporcionar la infraestructura necesaria a través de la nube, el volumen y variedad de datos producidos por Internet de las Cosas pueden ser procesados ​​en un periodo de tiempo significativamente más corto”.

Por tanto, a juicio de esta consultora, para obtener una ventaja competitiva y seguir siendo relevante en un mercado dinámico, los fabricantes deben centrarse en la remodelación de la fuerza de trabajo para incorporar el conjunto de habilidades relacionadas con el Internet Industrial de las Cosas (IIoT); transformar un servicio orientado al producto a uno centrado en datos; asociarse con empresas de tecnología de la información para impulsar la cooptación; y superar los retos actuales como la seguridad cloud, la falta de conciencia y las complejidades de implementación.

“Las economías desarrolladas, como Europa y Estados Unidos, tienen la infraestructura, los recursos y la tecnología necesarios para adoptar el cloud en su espacio de fabricación. Sin embargo, una mano de obra envejecida y unos mercados fragmentados suponen un obstáculo”, señala Natarajan. En cambio, continúa, “las economías emergentes, como Asia-Pacífico, tienen una gran población que puede convertirse en mano de obra calificada, junto con las iniciativas de Internet Industrial de Cosas destinadas a mejorar la eficiencia operativa”, concluye el directivo.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Diagnóstico Financiero de la Empresa Española

Mercado de fabricantes de LAN y WLAN empresarial

Moderniza la analítica de tu eCommerce y mejora la experiencia de usuario

La consultoría española. Cifras del sector

Inspiración para pymes: cómo encontrar la tecnología adecuada

11 consejos para mejorar el rendimiento de SharePoint

Caracterización del mercado de la ciberseguridad en España

Caso de éxito: Williams agiliza la toma de decisiones

Almacenamiento definido por software: principales beneficios

TAGS Cloud