Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

La tecnología de vehículos autónomos podría reducir el sector de los seguros de auto en un 71% en 2050

  • IT User

Vehículo_autónomo_conectado

Según un estudio, trasladar el riesgo de conducir a los fabricantes de automóviles y la rápida adopción de la movilidad bajo demanda tendrán un impacto significativo en los negocios de seguros.

La tecnología de vehículos autónomos podría reducir en 2050 el sector de seguros de automóviles en un 71%, o lo que es lo mismo en 137.000 millones de dólares. Así de contundente se muestra la consultora KPMG en su último estudio, en el que confirma que el ritmo del cambio en este sector se ha acelerado, empujando sus proyecciones hacia mayores declinaciones en este mercado que en su anterior estudio de 2015, y mostrando una creciente necesidad de nuevos tipos de productos de seguros.

Quizá te interese...

El entorno de la pyme en 2017

Cómo ser flexible y apto para la transformación digital

Cómo lograr el éxito en la gestión del rendimiento empresarial y la Inteligencia de negocio

Impacto económico del desarrollo de aplicaciones de negocio con ServiceNow

Rendimiento digital: la importancia para el retailer

Informe e-Pyme 2016

 

En opinión de Jerry Albright, analista de KPMG, “las compañías de seguros tendrán que hacer importantes cambios estratégicos y tácticos antes de lo previsto para navegar a través de esta transformación turbulenta de la industria. Los nuevos modelos de negocio generarán una década ‘caótica’, ya que las aseguradoras tendrán que ajustar sus estrategias y operaciones a medida que las tecnologías de vehículos autónomos agoten significativamente la necesidad de un seguro de auto personal”.

Según este informe, hay tres corrientes principales que confirman estas previsiones. La primera es que la tecnología autónoma está haciendo que los vehículos sean cada vez más seguros, lo que conducirá a una posible reducción del 90% en la frecuencia de accidentes para 2050. En segundo lugar, los fabricantes de automóviles asumirán más riesgos de conducción y responsabilidad asociada, y tendrán nuevas oportunidades de ofrecer seguros a los compradores de automóviles, alejando la cuota de mercado de las aseguradoras tradicionales. Y finalmente, a todo esto, se une la rápida adopción de la movilidad a la carta, que se traduce rápidamente en la necesidad de una cobertura de automóviles menos personal, con el uso de flotas que requieren seguros comerciales de automóviles.

En este informe también se confirma que, para 2024, la mayoría de los viajes dentro de las ciudades y alrededores serán a la carta, en lugar de con un vehículo personal; y en 2035, se espera que sea la nueva normalidad en el transporte. Como resultado, la previsión es que la cobertura de responsabilidad por productos y otros nuevos tipos de seguros paguen una mayor proporción de reclamaciones resultantes de accidentes en la carretera. El riesgo cibernético es un buen ejemplo de un nuevo tipo de riesgo asociado a la era de los automóviles sin conductor, y los participantes del mercado están desarrollando nuevos productos para cubrir el potencial de piratería de los vehículos autónomos.