Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Estados Unidos estudia cómo utilizar la Inteligencia Artificial para defenderse de ataques nucleares

  • Seguridad

defensa ejercito

Los miedos de muchos parece que no son infundados. Estados Unidos, China o Rusia están investigando cuál es el potencial de la Inteligencia Artificial en situaciones de guerra. En el caso concreto de Estados Unidos, éste está desarrollando sistemas que les permita protegerse de potenciales ataques nucleares.

  Quizá te interese...

El ejército de Estados Unidos está aumentando las partidas presupuestarias para investigar el uso de la inteligencia artificial con fines militares. Tal y como publica Reuters, los esfuerzos se centran en investigar de qué manera la tecnología puede ayudar a anticiparse al lanzamiento de un misil con capacidad nuclear, así como la forma en que se puede utilizar para rastrear y dirigir lanzadores móviles en Corea del Norte y otros lugares.

Poco se sabe de los proyectos que tiene en marcha Estados Unidos. No obstante, fuentes consultadas por Reuters aseguran que en estos momentos hay varios proyectos abiertos que buscan investigar sobre el desarrollo de sistemas de inteligencia artificial para proteger mejor al país contra un potencial ataque nuclear.  

La agencia de noticias asegura que, de lograr el éxito, “los sistemas informáticos podrían pensar por sí mismos, recogiendo grandes cantidades de datos, incluyendo imágenes de satélites, con una velocidad y precisión que va más allá de la capacidad de los humanos para buscar señales que indiquen que se está preparando el lanzamiento de un misil”. Los proyectos están clasificados.

En caso de que se detecten signos de que se va a lanzar un misil nuclear, “el Gobierno podría buscar opciones diplomáticas o, en caso de un ataque inminente, el ejército tendría más tiempo para intentar destruir los misiles antes de que se lancen o para interceptarlos”.

La intención de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, es triplicar el presupuesto del próximo año (la actual partida es de 83 millones de dólares) para este tipo de proyectos.

Los expertos consideran que aunque esta partida presupuestaria todavía es pequeña, es un importante indicador de la importancia que está adquiriendo el uso de la Inteligencia Artificial en el desarrollo de sistemas antimisiles, más en un momento en el que las relaciones con países como Rusia o Corea del Norte son más que tensas.

En la actualidad, habría un programa piloto que estaría centrado en Corea del Norte. No en vano, la preocupación sobre el programa nuclear del país asiático y la posibilidad de que éste ataque a EE.UU. crece en la Administración Trump.  

Lo cierto es que el interés por desarrollar programas militares utilizando la inteligencia artificial crece, al igual que la inversión. El Pentágono dispone del Proyecto Maven, el cual busca utilizar esta tecnología para identificar objetos enviados en video desde un dron.

EE.UU. se encuentra en la carrera contra China y Rusia por añadir más inteligencia artificial en su “maquinaria de guerra”. La intención es crear sistemas más sofisticados y autónomos que sean capaces de aprender por si mismos para llevar a cabo tareas específicas.