Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Felipe VI: España debe recuperar su protagonismo en el proyecto europeo

  • Actualidad

Felipe VI

En un discurso en el que la situación de Cataluña fue la clara protagonista, el Rey Felipe VI ha hecho un llamamiento a los españoles para trabajar por una España moderna y atractiva que ilusione. A diferencia del año pasado, las TIC no estuvieron presentes en las palabras de Felipe VI.

La situación de Cataluña ha sido la clara protagonista del tradicional discurso de Navidad del Rey Felipe VI. No en vano comenzó asegurando que “2017 ha sido en España, sin duda, un año difícil para nuestra vida en común; un año marcado, sobre todo, por la situación en Cataluña”, pero también “ha sido un año en el que hemos comprobado el compromiso muy sentido, firme y sincero de los españoles con la España democrática que juntos hemos construido”.

Quizá te interese...

Por una Transformación Digital segura (IT Webinar)  

Cómo debe ser el Centro de Datos de Nueva Generación

Cómo mejorar la analítica de tu banco digital y optimizar la experiencia de usuario

7 sugerencias para mejorar la carga de tu web o app

Cómo superar los desafíos de TI en las pequeñas empresas

La empresa digital: transformando las TI con nuevas infraestructuras

Felipe VI aseguró que en los últimos 40 años “hemos conseguido hacer realidad un país nuevo y moderno, un país entre los más avanzados del mundo”, algo que, en su opinión, tiene que continuar. “Hemos llevado a cabo la transformación más profunda de nuestra historia en muchos ámbitos de nuestra vida: en educación y en cultura, en sanidad y en servicios sociales, en infraestructuras y en comunicaciones, o en defensa y seguridad ciudadana”

El mérito es, según Felipe VI, de los españoles. Tras analizar la situación catalana, el Rey se ha referido a la mejora económica y del empleo, al terrorismo yihadista y a la corrupción, los tres temas que más preocupan a los españoles, junto a la violencia de género o el cambio climático, temas para los que también tuvo palabras.

“Somos Europa, y Europa se encuentra en estos momentos en una encrucijada histórica. España debe recuperar su protagonismo en un proyecto europeo que ahora requiere una mayor vitalidad e impulso. Europa, y España con ella, tiene que hacer frente a unos retos que son globales y ante los que no cabe la debilidad o la división sino la fortaleza de la unión”.

Felipe VI afirmó que “nadie desea una España paralizada o conformista, sino moderna y atractiva, que ilusione; una España serena, pero en movimiento y dispuesta a evolucionar y a adaptarse a los nuevos tiempos”.

A diferencia del discurso del año pasado, en esta ocasión Felipe VI no tuvo palabras para la importancia de la tecnología en un mundo, tal y como destacó en la Nochebuena de 2016, “incierto, con grandes desafíos políticos, sociales o en materia de desarrollo y seguridad, por ejemplo”.

El año pasado, el Rey recordó que “vivimos una nueva realidad que ha cambiado la forma de comunicarnos y relacionarnos entre nosotros; de recibir información necesaria para formar nuestra opinión y tomar decisiones; que se ha introducido en nuestras empresas, en nuestras fábricas y en nuestras industrias, transformando los procesos productivos y los empleos, tal y como los conocíamos. Incluso está transformando nuestros colegios, universidades y centros de formación. Nunca antes en la historia de la Humanidad y en un espacio de tiempo tan corto, se habían producido cambios tan grandes”.

Felipe VI continuó asegurando que “hoy sabemos que no se trata ya solo de una revolución tecnológica: es algo mucho más profundo. Es un nuevo modelo del mundo que traspasa fronteras, sociedades, generaciones y creencias” e instó a los españoles a no esperar a que “esa nueva realidad se imponga sobre nosotros; tengamos en cambio, la fuerza y el empuje suficientes como país para anticiparnos y asumir el protagonismo necesario en la nueva era que se abre ante nosotros”.