Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información

Los dispositivos médicos conectados suspenden en ciberseguridad

  • Seguridad

e-salud

El gasto de los proveedores sanitarios y fabricantes de equipos de ciberseguridad en este sector llegará a los 5.500 millones de dólares este año. Sin embargo, sólo 390 millones de dólares se dedicarán a asegurar los dispositivos médicos.

 
El Internet de las Cosas (IoT) está llamado a transformar la asistencia sanitaria a través del desarrollo de dispositivos médicos inteligentes. Sin embargo, su éxito puede ponerse en riesgo si no se empiezan a tomar medidas relacionadas con la ciberseguridad. Y es que, según ABI Research, los millones de dispositivos médicos conectados introducen nuevos y peligrosos vectores de amenazas a la infraestructura de TI en el ámbito de la salud, lo que puede constituir un serio peligro para la seguridad del paciente y la prestación de una atención sanitaria efectiva.
 
Al respecto se pronuncia Michela Menting, directora de investigación de ABI Research: "Estimamos que el gasto de los proveedores de salud y los fabricantes de equipos de ciberseguridad en este sector llegará a los 5.500 millones de dólares este año. Sin embargo, sólo 390 millones de dólares se dedicarán a asegurar los dispositivos médicos”, reconoce. Por tanto, continúa, “los grupos de interés sanitarios tienen que entender que hay un nuevo entorno hostil que surgirá alrededor de los dispositivos médicos conectados”.
 
El dinero gastado en asegurar los dispositivos médicos será principalmente debido a que los OEM tendrán que implementar hardware, revisión, análisis, pruebas, desarrollo de parches y actualizaciones OTA, entre otras funciones. El resto de los gastos se centrará en la protección de datos. Sin embargo, los dispositivos médicos sufren numerosas vulnerabilidades, y frecuentemente son críticas como errores de código en el software, el uso de contraseñas codificadas, la desactivación de firewalls, la falta de mecanismos de autenticación o las comunicaciones sin cifrar, entre otras.
 
Por tanto, según ABI Research, la protección de estos dispositivos requiere abordar desafíos técnicos, sanitarios y de negocio. Para ello, es necesaria una mayor colaboración entre los distintos grupos de interés del sector. Afortunadamente, la conciencia está creciendo. “La inversión en ciberseguridad para dispositivos médicos es fundamental para cumplir la promesa de contar con una tecnología de salud de próxima generación. Los OEM y proveedores sanitarios que están formando parte de este debate hoy en día serán los pioneros que constituyan la base de la futura ciberseguridad para dispositivos médicos”, concluye Menting.

Recomendaciones que te puedan interesar…

Transforme su almacenamiento en un servicio altamente disponible

¿Cuál es el nivel de digitalización de autónomos y pymes españolas?

BBVA adopta las cualidades de monitorización de Dynatrace

Moderniza la analítica de tu eCommerce y mejora la experiencia de usuario

Inspiración para pymes: cómo encontrar la tecnología adecuada

11 consejos para mejorar el rendimiento de SharePoint

Estado Global de la Seguridad de la Información 2016

Caso de éxito: Williams agiliza la toma de decisiones

Almacenamiento definido por software: principales beneficios