Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un 74% de las empresas han adoptado BYOD: ¿están protegidas?

  • Movilidad

BYOD_smartphone

Que los empleados utilicen sus dispositivos móviles personales en el trabajo es algo muy común en las empresas. El problema llega cuando no se ajusta la seguridad a esta circunstancia, y así se constata en un estudio de Bitglass, compañía a la que el 47% de los usuarios que ha encuestado, le han respondido que su organización no cuenta con una política de seguridad para BYOD.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

El 74% de las empresas permiten que sus empleados puedan usar dispositivos personales para realizar su trabajo. Sin embargo, un 47% de los usuarios encuestados señala que las compañías para las que trabajan no cuentan con una política de seguridad clara respecto a BYOD, o desconocen si existe dicha política. Por tanto, no tienen las herramientas de seguridad, la formación y las buenas prácticas necesarias para ello.

Son datos preocupantes de un estudio de Bitglass ya que, como explica Steve Armstrong, su director regional, "permitir que los empleados realicen su trabajo desde dispositivos personales es susceptible de provocar fugas de datos si no se implementan las políticas de BYOD y las soluciones de seguridad adecuadas”.

Por eso, recuerda que para disfrutar de forma segura de los beneficios del BYOD, las empresas necesitan herramientas avanzadas, como soluciones de análisis de comportamiento de usuarios y entidades (UEBA), y de prevención de pérdida de datos (DLP). Además, deben poder borrar de forma selectiva los datos corporativos de los dispositivos personales sin afectar a la información personal que contienen.

“No obstante, para que los despliegues tengan éxito, estas funciones deben implementarse mediante una solución sin agentes que no interfiera con la privacidad del usuario o la funcionalidad del dispositivo", añade.

Del estudio también se desprende que muchos encuestados son conscientes de los riesgos. Así, el 31% considera que los dispositivos no gestionados por la empresa son el principal punto ciego para las fugas de datos, y para el 18% los dispositivos móviles personales suponen el tercer mayor punto ciego. En consecuencia, el 16% ha señalado que los dispositivos no gestionados constituyen una de las principales prioridades de seguridad para sus empresas este año.

Según la investigación, los encuestados afirman que las mayores prioridades generales de seguridad de sus empresas durante este año son la protección contra el malware (26%), el acceso a dispositivos no gestionados (16%), la consolidación de las soluciones de seguridad (16%), el control de los datos compartidos externamente (14%), la mejora de los análisis (11%) y las aplicaciones no gestionadas (9%).

Cuando se les pregunta qué herramientasconsideran menos efectivas para proteger los dispositivos personales, el 36% de los encuestados señala la protección con contraseña de los documentos como el sistema menos eficaz, mientras que el reconocimiento facial es el segundo método con una menor eficacia para el 20% de los encuestados.

A la hora de implementar la autenticación de múltiples factores (AMF) en los dispositivos de BYOD, el 37% de las empresas usa aplicaciones de terceros, el 13% emplea contraseñas por SMS, el 11% utiliza tokens de hardware y el 11 % recurre a Google Authenticator. Un 28% de los encuestados afirma que sus empresas no emplean la AMF en los dispositivos de punto final personales.

TAGS Seguridad, BYOD