Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así ayuda la tecnología en la producción y distribución de las renovables

  • Actualidad

energia, molino de viento, industria

Si hay una palabra en boca de los directivos hoy, es sostenibilidad. Los recursos del Planeta son finitos y el abuso al que se ha visto sometido trae consecuencias, cada vez más evidentes. Los expertos del hub de conocimiento The Valley han analizado el impacto de la tecnología en la producción de energías renovables, y cómo su aplicación ayuda a cambiar la forma de producir, consumir y distribuir la energía.

En su análisis, The Valley destaca el papel de tecnologías, como la inteligencia artificial o blockchain, a la hora de producir energía de forma más eficiente o facilitar su trazabilidad para certificar que realmente es verde. A su juicio, su aplicación está contribuyendo a avanzar en cuatro cuestiones:

- Más autocontrol de la producción y consumo gracias a la energía solar inteligente: las tecnologías más innovadoras para la producción de energía solar limpias incluyen la solar fotovoltaica y la solar térmica. La primera utiliza una de las fuentes más inagotables para producir energía, la luz del sol. La segunda, por su parte aprovecha el calor del sol.

La digitalización ha hecho posible, entre otras cosas, la producción de energía solar en casa a través de herramientas como paneles solares inteligentes que se pueden implementar fácilmente en los tejados de los hogares y conectar con sistemas de energía inteligentes para tener un mayor control sobre la producción y gasto energético. Existen ya paneles solares que se colocan en los smartphones para alimentar sus baterías con energía solar o linternas con parches que se cargan con energía solar y pueden proporcionar energía hasta para un año con tan solo 6 horas de carga.

Otra innovación muy interesante en este sentido es el vidrio fotovoltaico. Se trata de vidrios transparentes o de colores capaces de generar energía limpia y gratuita para la propia estructura que los aloja mediante la absorción de la luz solar. Así, se reducen las emisiones de CO2 con un diseño innovador que además funciona como medio de aislamiento térmico y acústico.

- Producción de energía eólica más eficiente gracias a la inteligencia artificial: la energía que se produce con el viento es quizás uno de los sistemas de producción renovable más antiguos, pero con la tecnología se ha potenciado. Gracias a los servicios más innovadores, ahora es posible medir de forma precisa y fiable el viento en alta mar o monitorear, diagnosticar y controlar las turbinas eólicas mediante softwares con inteligencia artificial, para facilitar y hacer más eficiente y económica la producción de energía.

Aparte de los aerogeneradores que vemos en las explanadas a lo largo de las autopistas, han surgido formas innovadoras de producir energía eólica. Por ejemplo, existen ya farolas de luz que incorporan generadores que producen energía a partir del viento y que funcionan gracias a esta electricidad que autoproducen. También, es ya factible ver turbinas eólicas instaladas en viaductos o puentes o incluso en la parte más alta de los rascacielos.

- Energía hidráulica a pequeña escala: la producción de energía hidráulica se realiza en las centrales hidroeléctricas que utilizan la corriente del agua de grandes cascadas o embalses. Sin embargo, las limitaciones y altos costes que impone construir la infraestructura necesaria para una central hidroeléctrica podrían limitar las posibilidades, por ejemplo, en zonas rurales. Por eso, se han creado algunos prototipos a pequeña escala que permiten instalar pequeñas turbinas en ríos, cuencas poco caudalosas o cualquier desnivel de altura en corrientes de agua para obtener energía sin necesidad de grandes instalaciones.

Otras innovaciones incluyen la energía mareomotriz, que utiliza las mareas para mover las turbinas sumergidas en el mar; o la energía undimotriz que genera electricidad mediante un conjunto de boyas ancladas al fondo marino, culebras formadas por cilindros que flotan en la superficie u otros sistemas que se mueven con la corriente marina generando energía.

- Certificación, trazabilidad y transparencia sobre el origen de la energía: un informe de la Asociación Española para la Digitalización (Digitales) indica que una de las grandes transformaciones que incluye la digitalización de la energía es la aplicación de tecnologías como Blockchain en la producción y consumo de la electricidad. Entre las posibles utilidades de esta estrategia innovadora destacan: la certificación, trazabilidad y transparencia del origen de la energía, el trading energético seguro entre compañías, o la eliminación de intermediarios y simplificación de procesos entre las distintas partes.