España sigue liderando el ranking de países objetivo de spam

  • Seguridad

Spam

Durante el segundo trimestre del año, España se mantuvo como el principal país receptor de spam en el segundo trimestre de 2021, seguido de Italia, Rusia, Emiratos Árabes y Alemania. Son datos de un estudio de Kaspersky, que ofrece una serie de recomendaciones para no caer en este tipo de estafas.

España siguió encabezando en el segundo trimestre del año el ranking de países objetivo del spam (9,28%), con un incremento de medio punto porcentual sobre el trimestre anterior. En segundo puesto, se mantuvo Italia (6,38%), seguido de Rusia (5,82%), Emiratos Árabes Unidos (5,36%) y Alemania (5,26%).

En cuanto a los países emisores de spam, la lista es prácticamente idéntico respecto al primer trimestre. Rusia (26,07%) siguió en primer lugar, con un aumento de 3,6 puntos porcentuales, seguido de Alemania (13,97%) y Estados Unidos (11,24%), cuya contribución al flujo mundial de spam disminuyó ligeramente; China (7,78%) se mantiene en cuarta posición. Le siguen los Países Bajos (4,52%), Francia (3,48%) y España (2,98%).

El informe de Kaspersky destaca que, en medio de la continua interrupción de las cadenas de suministro y los servicios de correo, los ciberdelincuentes siguieron aprovechando este hecho para robar dinero y datos de tarjetas de crédito.

Consejos del especialista
Para evitar ser víctima de este tipo de estafas, los expertos de Kaspersky recomiendan:

-- Comprobar cualquier enlace antes de hacer clic. Pase el ratón por encima para previsualizar la URL y busque errores ortográficos u otras irregularidades.

-- Incluso si un mensaje o una carta provienen de un buen amigo, recordar que sus cuentas también podrían haber sido hackeadas. Mantener la cautela en cualquier situación. Incluso si un mensaje parece amistoso, tratar los enlaces y los archivos adjuntos con atención.

-- Es mejor no seguir los enlaces de los correos electrónicos. En su lugar, se recomienda abrir una nueva pestaña o ventana e introducir manualmente la URL del banco u otro destino.

-- Instalar una solución de seguridad de confianza y seguir sus recomendaciones. Las soluciones de seguridad resolverán la mayoría de los problemas de forma automática y alertarán al usuario si es necesario.

-- Se recomienda comprobar la dirección del remitente. La mayor parte del spam procede de direcciones de correo electrónico que no tienen sentido o aparecen como un galimatías, por ejemplo, amazondeals@tX94002222aitx2.com o similares. Al pasar el ratón por encima del nombre del remitente, que puede estar escrito de forma extraña, se puede ver la dirección de correo electrónico completa. Cuando no se sabe si una dirección de correo electrónico es legítima o no, es recomendable introducirla en un motor de búsqueda para comprobarlo.

-- Tener en cuenta qué tipo de información se solicita. Las empresas legítimas no se ponen en contacto de repente a través de correos electrónicos no solicitados para pedir información personal, tales como datos bancarios o de tarjetas de crédito, su número de la Seguridad Social, etc.

-- Desconfiar si el mensaje crea una sensación de urgencia. Los remitentes de spam a menudo intentan ejercer presión creando una sensación de urgencia. Por ejemplo, la línea de asunto puede contener palabras como "urgente" o "se requiere una acción inmediata", para presionar a actuar.

-- Revisar la gramática y la ortografía es la forma más eficaz de identificar a un estafador. Los errores tipográficos y la mala gramática son señales de alarma. También lo son las frases extrañas o la sintaxis inusual, que pueden ser el resultado de que el correo electrónico haya sido traducido varias veces por traductores.